AAPP | Artículos | 15 SEP 2011

Instituto Cervantes

Una entidad joven que nació en la era de Internet y que ha ido evolucionando con las TIC
Juana Gandía y Esther Macías.
El Instituto Cervantes es una institución pública creada en España en 1991 para promocionar y fomentar la lengua española e hispanoamericana. Su sede central se encuentra en Madrid y Alcalá de Henares, y, además, cuenta con centros distribuidos por los cinco continentes. Con una clara vocación de difusión, el Instituto organiza cursos generales y especiales de lengua española, así como de las lenguas cooficiales en España; otorga, en nombre del Ministerio de Educación y Ciencia, los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE) y organiza los exámenes para su obtención; además, actualiza los métodos de enseñanza y la formación del profesorado, apoya la labor de los hispanistas y participa en programas de difusión cultural en colaboración con otros organismos españoles e hispanoamericanos y con entidades de los países anfitriones.
En toda esta labor que realiza, las Tecnologías de la Información se han convertido en un elemento clave ya que como explica José María Morote, director del Centro Virtual Cervantes y Sistemas de Información, “son fundamentales en las tres líneas estratégicas de la comunicación virtual. Por un lado, como nexo de unión entre todos los Cervantes del mundo, tanto en lo que tiene que ver con la comunicación social (más de 80 portales) como las aplicaciones de gestión administrativa o económica. Por otro, el acceso a Internet amplía la actividad del Cervantes mucho más allá de los límites físicos de los propios centros, creando una comunidad muy interesada en la actividad cultural. Finalmente, define y complementa la enseñanza del idioma a través de aplicaciones como el Aula Virtual de Español (AVE), una herramienta diseñada en la casa para el aprendizaje en línea del idioma”.
El Instituto Cervantes es una entidad joven que nació en la era de Internet y es esta una de las tecnologías que mayor relevancia ha tenido y seguirá teniendo en el futuro, tanto en la entidad como en la sociedad en general, ya que se posiciona como “el vehículo principal para promocionar, no sólo el idioma español, sino cualquier faceta del conocimiento y, especialmente, en lo que afecta al estudio de los idiomas”. Y esto se refleja en una doble vertiente. Por una parte, las aplicaciones web de servicio público y difusión web de los contenidos y actividades del Instituto y, por otro lado, las tecnologías de intranet que permiten la comunicación entre todos los centros (telefonía IP, videoconferencia, correo electrónico y aplicaciones corporativas). José M. Morote resalta que durante esta década uno de los mayores retos tecnológicos a los que se han tenido que enfrentar ha sido el asegurar la comunicación entre sus sedes “dado que cada una de ellas cuenta con muy diferentes características. Hay muchos centros situados en regiones donde la calidad de las comunicaciones no está al mismo nivel de los estándares occidentales que solemos dar por hecho. Esto supone un esfuerzo continuo en buscar modelos de mejora de rendimiento”.
El Instituto Cervantes cuenta con dos centros de proceso de datos: uno localizado en la propia sede y otro en un proveedor de servicios externo. En ellos se alojan todas las aplicaciones corporativas, los servicios de difusión web y las plataformas de e-learning que han dado servicio a más de 300.000 alumnos en todo el mundo. Estas plataformas de formación virtual son de desarrollo propio y, aunque la primera versión data del 2001, “estas están sujetas a un proceso de mejora continua”. La plataforma se basa en estándares SCORM, lo que asegura la compatibilidad con otros sistemas.
El Instituto, que cuenta con más de 70 sedes distribuidas por todo el mundo, interconecta sus centros con la central de Madrid mediante redes privadas virtuales, a través de las que se proporcionan todos los servicios corporativos, incluyendo aplicaciones web, telefonía, videoconferencia, correo electrónico, servicios de mantenimiento, replicación de datos, etc. La salida a Internet desde la sede central se realiza a través de los servicios de RedIris. “La infraestructura está centralizada y los servicios corporativos principales se encuentran en la sede de Madrid. Todos los centros cuentan con una estructura local similar, lo que nos permite una mayor facilidad para las operaciones de mantenimiento y resolución de incidencias. Algunos elementos hardware de ofimática pueden variar de unos centros a otros, dependiendo de la cobertura que ofrece cada proveedor en los diferentes países. Adicionalmente, cada centro cuenta con un nivel de soporte informático local para las operaciones básicas cotidianas”.

Una gestión mixta
La gestión informática del Instituto es realizada desde el propio centro pero también han firmado diferentes contratos con proveedores externos para una gran variedad de trabajos y servicios, “pero el control de los sistemas informáticos sigue en manos del departamento de Sistemas de Información donde contamos con una plantilla de 16 personas. Para el Instituto es muy importante que la externalización de servicios no suponga una pérdida del control de los procesos y del conocimiento. Por tanto, mantenemos un sistema mixto, que nos permite aprovechar la especialización de nuestros proveedores al tiempo que nuestro personal mantiene el conocimiento de negocio general”.
El proceso de mejora de sus infraestructuras TIC es continuo y, actualmente, están embarcados en diferentes proyectos entre los que destacan: la actualización y mejora de los sistemas de gestión de contenidos web y desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles; el desarrollo de un modelo global de comunicaciones unificadas (correo electrónico, telefonía, videoconferencia) para toda la red; la implantación progresiva de una solución de comercio electrónico para la matrícula de cursos y diplomas DELE en todo el mundo; y el análisis de soluciones de sistemas de backup en línea basados en tecnologías incrementales, de tipo delta encoding.


Centro Virtual Cervantes
-----------------------------------
El Instituto Cervantes tiene como misión fundamental la enseñanza de la lengua española y la difusión de las culturas hispánicas a través del mundo. Para ello, cuenta con una red de centros convencionales en diferentes países y ciudades. Sin embargo, y dado que Internet es una pieza clave de su estrategia, en 1997 decidió crear el Centro Virtual Cervantes para poder llegar donde no puede hacerlo la red de centros convencionales. Se trata de un proyecto joven que se ha convertido “en una de nuestra áreas estratégicas, y se encuentra implicado en todos los procesos y decisiones importantes. Es el centro tecnológico del Instituto Cervantes desde donde se gestionan los contenidos que se producen en las páginas Cervantes.es y CervantesTV, canal de televisión cultural que se emite en streaming que estamos desarrollando”, explica J.M. Morote.


Aprender español en la web
----------------------------------------
El Aula Virtual de Español (AVE) es un entorno virtual diseñado para el aprendizaje del español. Un recurso didáctico que vio la luz hace cuatro años y que puede emplearse como herramienta autónoma para el aprendizaje por Internet (enseñanza a distancia) o integrarse en propuestas docentes ya consolidadas (enseñanza p

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información