AAPP | Noticias | 10 SEP 2012

Los sensores móviles revolucionan la vigilancia en entornos urbanos

Un proyecto liderado por GMV demuestra la efectividad de la tecnología de sensores móviles para la mejora de la seguridad en territorios hostiles. Las operaciones militares podrían aprovechar estas posibilidades y las compañías promotoras de la iniciativa tienen intención de mantener su desarrollo.
Antonio R. García

La tecnología ha sido una aliada tradicional del sector de la defensa. Una de las últimas pruebas de esta tradicional relación es el proyecto SUM (Surveillance in an Urban Environment Using Mobile Sensors), que permite recolectar información en entornos vigilados para procesarla y facilitar las tareas de vigilancia en entornos urbanos donde se desarrollan operaciones militares. SUM se basa en sensores móviles que ofrecen grandes posibilidades para las tareas de control.

El proyecto SUM ha sido desarrollado por un grupo de empresas lideradas por GMV. Otras compañías y organizaciones que han participado en la iniciativa han sido DLR, la Universidad Técnica Múnich y la Academia Real Militar Belga. La colaboración de estas empresas ha estado englobada dentro del programa JIP Force Protection de la Agencia Europea de Defensa.

El potencial del proyecto SUM ya ha sido puesto a prueba. La última demostración de sus posibilidades tuvo lugar en Leuven, Bélgica, donde se demostró la alta efectividad del sistema y sus capacidades.

La aplicación de sensores móviles al campo de la vigilancia puede revolucionar las prácticas actuales. Hasta el momento, las zonas de conflicto han dependido de un control humano, basado en apreciaciones intuitivas y en la experiencia. SUM puede ser un complemento a las rutinas actuales que permitiría mejorar de forma notable las prácticas actuales, aumentando la seguridad en zonas muy complejas.

La tecnología del proyecto SUM está compuesta por cuatro tipos de sensores, radiométricos, de radar, de infrarrojos y ópticos. Cada sensor aporta una información particular, de cuya fusión se encargan unos algoritmos concretos. El resultado de la combinación de dicha información permite identificar anomalías, que pueden ser una alerta para el personal humano.

En las pruebas realizadas hasta el momento, los sensores se han equipado en vehículos de reconocimiento, que se han enfrentado a distintos entornos y situaciones. Los investigadores y asistentes han podido comprobar a gran cantidad de información que recogen los sensores y las posibilidades del sistema de combinación y análisis.

Las compañías que han desarrollado el proyecto están convencidas de que SUM podrá rebajar la carga de trabajo del personal de seguridad y proporcionar al jefe de operaciones datos e informaciones fiables que podría ayudar a garantizar la seguridad del personal en las zonas de conflicto. Los buenos resultados conseguidos han hecho que se estén buscando vías de desarrollo para seguir mejorando el proyecto.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios