| Noticias | 12 DIC 2008

Alcatel-Lucent lanza un profundo plan de reestructuración y de reducción de costes

El nuevo equipo directivo de Alcatel-Lucent acaba de anunciar la puesta en marcha de una profunda reestructuración de la compañía y un ambicioso plan de reducción de costes en dos años. El objetivo: volver a la rentabilidad en un periodo marcado por la caída de las ventas.
Network World

A poco más de dos meses de su llegada al comité directivo de Alcatel-Lucent como CEO, Ben Verwaayen ha sentado las bases de actuación del fabricante para hacer frente a su difícil situación financiera y los efectos de la crisis en el sector mediante una amplia reestructuración y un plan de reducción de costes que afectarán tanto a  la organización como a la estructura de ventas y a I+D corporativos. Todo ello bajo el lema de “hacer posible que proveedores de servicios, empresas y usuarios puedan aprovechar al máximo y obtener más valor del actual entorno web y de su evolución futura”. Según Verwaayen, “nuestra prioridad es ofrecer resultados y volver a la rentabilidad. Estoy seguro de que ahora tenemos la estrategia y las fuerzas para lograrlo”.

En el futuro, la compañía se centrará en tres mercados -proveedores de servicios, empresas y una selección de sectores verticales- y en cuatro áreas fundamentales de inversión -IP, óptico, banda ancha fija y móvil, y habilitación de aplicaciones. Esta reestructuración conlleva la transferencia de inversiones a las plataformas de próxima generación, reforzando “sus áreas de liderazgo (IP, óptico, acceso de banda ancha, núcleo IMS, CDMA EV-DO)”. Aumentando la inversión en áreas prioritarias (LTE, W-CDMA, núcleo de paquetes mejorado, habilitadores de aplicaciones abiertos) y “racionalizando su oferta de productos maduros como CDMA 1x, GSM, ATM, ADSL, DLC y aplicaciones tradicionales”.

Asimismo, Alcatel-Lucent emprenderá acciones para agilizar el I+D, “como la simplificación aún mayor de la organización del grupo de productos para operadores que tendrá 4 divisiones en lugar de 6, la conclusión de un programa de racionalización de plataformas para W-CDMA y NGN y la consolidación de los centros globales de I+D”.

“Trabajaremos estrechamente con los proveedores de servicios, los clientes empresariales y los proveedores de aplicaciones para conseguir que esta transformación estratégica sea una realidad. Queremos estimular un modelo de negocio sostenible para la industria que impulse la innovación y la inversión de capital necesaria para hacer accesibles las capacidades globales de la web a más personas y más negocios. Alcatel-Lucent se compromete a innovar, a colaborar y a asociarse cuando sea necesario para conseguir este objetivo”, comenta Ben Verwaayen.

Dentro del programa de reducción de costes, la compañía pretende ahorrar 2.000 millones de euros durante 2009 y 2010 (1.000 millones anuales) mediante la mejora del margen bruto. Para ello reducirá “los costes de fabricación, cadena de suministro y aprovisionamiento, aplicando una disciplina de precios más estricta y mejorando con el tiempo la combinación de productos”. También pretende mejorar la eficiencia del I+D enfocándolo “en cuatro segmentos fundamentales (óptico, IP, banda ancha y habilitadores de aplicaciones) y asociándose o racionalizando el gasto en otras áreas”. Complementariamente, Alcatel-Lucent reducirá “notablemente” los gastos administrativos y comerciales mediante la simplificación de la estructura jerárquica de la organización y la eliminación de duplicidades en equipos comerciales entre grupos de producto y regiones. Así, se eliminarán 1.000 puestos directivos y 5.000 subcontratistas. “La compañía completará el programa de reestructuración en marcha y estudiará posibles reducciones de costes en bienes inmuebles, en funciones de soporte y en gastos discrecionales”.

Con estas medidas, la compañía prevé “para el cuarto trimestre de 2009 sobre una base anualizada unos ahorros totales de 750 millones de Euros a una tasa de cambio constante, de los cuales aproximadamente un tercio procederá de la venta de bienes y dos tercios de los costes de I+D y gastos administrativos y comerciales”.

La iniciativa de Alcatel-Lucent se debe a las malas previsiones de ventas en 2009 para el negocio de telecomunicaciones, aunque el fabricante espera conservar su actual cuota de mercado. Según sus estimaciones, el mercado de equipos de telecomunicaciones y de servicios asociados se reducirá entre un 8% y un 12%. “Como resultado del declive en volúmenes esperado y teniendo en cuenta que la mejora en el margen bruto sólo se materializará hacia el final del año, la previsión inicial de la compañía es conseguir un beneficio operativo ajustado en torno al equilibrio financiero en 2009. En 2010, con el conjunto de acciones descritas, Alcatel-Lucent pretende conseguir un margen bruto en el rango del 34%-36% y un margen operacional en el rango del 4%-6%. Posteriormente, el objetivo de la compañía es conseguir un margen bruto en el rango del 35%-39% y un margen operacional en el rango del 5%-9% en 2011”.

En la presentación de los resultados de su tercer trimestre fiscal a finales de octubre, Ben Verwaayen, reconoció que la rentabilidad de la compañía “continúa siendo insatisfactoria”, especialmente en el segmento de operadores, donde los ingresos han caído un 9,4%.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información