| Noticias | 28 MAR 2008

Baja el poder de marca de Microsoft en Estados Unidos, según CoreBrand

De acuerdo con las conclusiones del estudio CoreBrand Power 100 2007, Microsoft ha sufrido en Estados Unidos un marcado declive en los últimos cuatro años en lo que a poder de marca entre los usuarios empresariales se refiere, lo que refleja que el fabricante ha perdido credibilidad y presencia en la mente de los responsables de toma de decisiones corporativos.
Marta Cabanillas
En concreto, según la firma de investigación de mercado CoreBrand, que basa su estudio en entrevistas realizadas a 12.000 responsables de empresas estadounidenses, Microsoft caído del puesto número 12 en 2004 al 59 en 2007 dentro del ranking de marcas corporativas más potentes. En el año 1996, el fabricante destacaba en primera posición de esta clasificación.

Entre los suministradores clasificados por CoreBrand dentro de la misma categoría que Microsoft –Ordenadores, Periféricos y Software Informático-, la compañía mejora claramente su posicionamiento, ocupando la segunda posición, sólo por detrás de IBM y seguida de cerca por Toshiba. Tan de cerca que, según James Gregory, CEO de CoreBrand, si la tendencia continúa, ésta podría llegar a adelantar a Microsoft en términos de poder de marca.

Aunque Gregory ha subrayado que un declive en este ranking no es signo por sí mismo de pérdida de reputación y presencia en la conciencia de los clientes, en el caso de Microsoft podría serlo dado lo marcado y la continuidad de la tendencia a lo largo de los años. No obstante, Gregory también destaca que IBM sufrió una caída “mucho más rápida y severa” de poder de marca a principios de los años 90. La compañía tardó diez años en recuperar la reputación perdida.

Diversificación de negocio

Respecto de los motivos que han provocado la bajada en el ranking de Microsoft, Gregory sólo puede especular, dado que CoreBrand no pregunta a los entrevistados en sus sondeos sobre el asunto. En su opinión, de cualquier modo, la decepción de muchos usuarios con Windows Vista y la inteligente estrategia de marketing que Apple está llevando a cabo en Estados Unidos no han ayudado a la compañía en este aspecto.

Quizá también pueda haber influido negativamente la falta de fuerza y claridad en la comunicación de la estrategia del fabricante. Microsoft ha estado diversificando su negocio más allá del software empaquetado durante los últimos años y quizá no ha logrado transmitir un mensaje claro que articulara cómo las muchas facetas de su negocio actual –software, entretenimiento, online, etc.- constituyen un plan de negocio coherente. 

Para recuperar su reputación y credibilidad, la compañía tendrá que desarrollar una visión más clara de la dirección en que será guiada por sus líderes, quienes además habrán de demostrar su capacidad para articular tal visión, según Gregory.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información