| Artículos | 12 MAY 2009

CIA Web 2.0: Los secretos de un agente del cambio

Tags: Actualidad
CIO

Estatua de la Libertad (USA)A continuación se ofrece un exclusivo y desclasificado informe sobre cómo la Web 2.0 y un fuerte gobierno TI están permitiendo a la CIA cambiar los hábitos de trabajo asimilados durante décadas de historia para colaborar más eficientemente con la comunidad de inteligencia de Estados Unidos. El auténtica cambio, todavía en proceso, exige no obstante una profunda transformación cultural a todos los niveles de la agencia, y no deja de enfrentarse a una serie de importantes obstáculos internos y externos.

No se va a entrevistar al CIO de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) como si se fuera a hacer una entrevista a cualquier otro responsable de información corporativo. El control de los visitantes por motivos de seguridad es estricto e incesante. Continuamente, oficiales internos le asaltan a uno con preguntas como “¿cuál es su nombre?, ¿quién es su contacto aquí?, ¿cuál es su número de la Seguridad Social?”, etc. o con órdenes como “deme su teléfono celular, por favor”.

Tras superar los exhaustivos puntos de control, el entrevistador es rápidamente conducido escaleras arriba sin ser perdido de vista. Y allí está Al Tarasiuk, flanqueado por dos personas del departamento de relaciones públicas de la Agencia y su jefe de plantilla, en una oficina de esquina en el séptimo piso con una amplia panorámica de Virginia Woods. Vestido con una conservadora camisa y una corbata, el CIO de la CIA no tiene una apariencia diferente a la del CIO típico de cualquier gran multinacional.

En su estantería, “The Big Switch, The New CIO Leader” (“El Gran Cambio, El Nuevo Líder CIO”, traducido al español) y “Enterprise Architecture As Strategy” (“La Arquitectura Empresarial como Estrategia”), entre otros títulos, todos los cuales podrían también encontrarse en la biblioteca de cualquier máximo responsable de la información en una entidad del sector privado. Y, como muchos de sus colegas de este sector privado, Tarasiuk tiene responsabilidades de alcance corporativo para infraestructuras, aplicaciones, hardware y redes.

Todas estas similitudes no resultan sorprendentes si se tiene en cuenta que, durante los casi tres años que lleva en el cargo, una de las tareas más críticas de Tarasiuk ha sido, de hecho, infundir un pensamiento de estilo más corporativo en las operaciones TI de la CIA y en su plantilla. “Mi jefe”, explica Tarasiuk, refiriéndose al director de la Agencia, Gen Michael Hayden, “me pidió que estableciera este estilo para las TI hasta el máximo limite posible”.

Pero entonces, con la misma facilitad con que Tarasiuk discute el desarrollo ágil y SOA, y el gobierno TI –materias típicas de un CIO- cambia solemnemente a las duras realidades de su particular “línea de negocio”. Cuando se le pregunta sobre los fallos en la compartición de información que rodeador los atentados del 11-S en Nueva York, se irrita un poco. “No comentaré cómo gestionamos el 11-S”, contesta, “pero sí puedo comentar cómo hemos mejorado desde entonces”.

Un antes y un después del 11-S
Es bien consciente del contenido de documentos como el Informe de la Comisión del 11-S, la Ley de Reforma de la Inteligencia y Prevención del Terrorismo de 2004, y de la Comisión sobre las Capacidades de la Inteligencia de Estados Unidos en relación con las Armas de Destrucción Masiva. Todos ellos subrayan la urgente necesidad de que las 16 agencias de inteligencia gubernamental de Estados Unidos cesen las diferencias que han dificultado su colaboración durante mucho tiempo, y abran los silos de información interna y externa de que cada una de ellas dispone con el fin de compartir inteligencia crítica de forma más abierta y evitar los costosos y terribles errores del pasado.

El informe del 11-S revela que durante la primavera y el verano de 2001, las agencias de inteligencia estadounidenses recibieron una avalancha de advertencias de que al-Qaeda había planeado “algo muy, muy, muy grande”. El director de la CIA en aquel momento, George Tenet, reconoció ante la Comisión que “el sistema parpadeaba con alertas rojas”.

Desde aquellos atentados, durante bastante tiempo, la misión de la CIA ha sido apoyar la persecución del ex-presidente Bush de la “guerra mundial basada en el terror”, y ello ha aumentado la necesidad de la agencia de inteligencia de inteligencia de primera línea, de compartir datos con agilidad a través de toda la organización y de disponer de sistemas TI suficientemente ágiles en el back-end.

En la oficina de Tarasiuk, dos imágenes en blanco y negro del período posterior al 11-S –los restos carbonizados de World Trade Center y el Pentágono desfigurado- pueden verse entre otras fotos sobre una estantería. Preguntado sobre si estas imágenes le ayudan a no olvidar la actual misión prioritaria de la CIA, contesta que nunca podrá olvidarla. “Todos en este edificio creemos que estamos en una guerra”, asegura, “y esta es la creencia con que trabajamos cada día”.

“Corporatización” de las TI de la CIA
Desde que tomó posesión de sus dominios como CIO en el otoño de 2005, la misión propia de Tarasiuk se ha enfocado en la “corporatización” de las TI de la CIA, lo que supone una considerable proeza. Los requerimientos de seguridad de los servidores, los condicionantes impuestos por las preocupaciones sobre la seguridad nacional y una cultura en que el espionaje y el engaño son parte intrínseca del negocio añaden un completo nivel adicional de complejidad en la persecución de un auténtico alineamiento entre TI y negocio.

Por muchos años, las TI no han sido vistas como un posibilitador estratégico del éxito de la CIA, según reconocen los propios empleados de la Agencia. Los espías “de campo” no piensan que necesiten las TI, y los analistas que intentan dar sentido a la inteligencia generada por ellos deben apañárselas con anticuados sistemas de gestión de datos. La tecnología era “una amenaza, no un beneficio”, según señ

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información