| Noticias | 28 ENE 2008

Cisco combina conmutación y almacenamiento para el centro de datos con Nexus

La plataforma de networking para el centro de datos que Cisco anunciará hoy podría sustituir finalmente tanto a los switches Ethernet que enlazan servidores como a los dispositivos Fibre Channel que forman las redes de almacenamiento.
Arancha Asenjo

Con su nueva serie Nexus, diseñada para satisfacer las crecientes demandas de ancho de banda y eficiencia energética en el data center, Cisco pretende dominar la infraestructura de TI. La compañía ya ocupa una fuerte posición en redes para el centro de datos con sus conmutadores Ethernet de la serie Catalyst y su plataforma de almacenamiento MDS, pero ahora espera superar a estos dos sistemas independientes utilizando una única estructura de conmutación unificada y el emergente estándar Fibre Channel over Ethernet (FCoE). La plataforma que utilizará para ello se llama Nexus y será una línea de conmutadores de routing en formato blade y apilables. El primero de ellos será el Nexus 7000 chasis, disponible en el segundo trimestre a partir de 75.000 dólares, si bien una configuración típica costará alrededor de los 200.000 dólares según Jayshree Ullal, vicepresidenta senior del Data Center, Switching and Security Technology Group de Cisco.

En cuanto a sus propiedades, un único chasis Nexus es capaz de gestionar más de 15 Tbps de tráfico, frente a los 2 Tbps de los actuales Catalyst 6500. Respecto a sus interfaces, el chasis Nexus 7000 incorporará 32 puertos de 10 Gbps, si bien la plataforma está diseñada para soportar futuras interfaces de 100 Gbps.

Inicialmente, Cisco posiciona los conmutadores Nexus en el núcleo del centro de datos que aún utilizan redes independientes para procesamiento y almacenamiento, si bien a medida que se adopta FCoE en los sistemas de almacenamiento, los Nexus podrían convertirse en la única plataforma de conectividad, según explicó Ullal. “Su estructura de conmutación está diseñada para no sufrir pérdidas, al contrario que los sistemas bajo Ethernet que toleran pérdidas de paquetes”, añade Tom Edsall, vicepresidente y CTO de la unidad de negocio para centros de datos de Cisco. Asimismo, la plataforma integra capacidades de seguridad como encriptación wire-speed y autenticación en cada puerto. Cisco también ha automatizado algunos aspectos de la gestión de la línea Nexus; por ejemplo, el sistema es capaz de monitorizarse y “auto-curarse” en muchos casos.

El motor de la plataforma es el nuevos sistema operativo virtualizada, NX OS. Como sucede en la virtualización de servidores, “NX OS puede convertir un conmutador Nexus en múltiples switches lógicos que ejecuten procesos totalmente diferentes”, explica Jayshree Ullal. Por ejemplo, “un conmutador lógico podría dedicarse al almacenamiento y ser gestionado por especialistas en almacenamiento; otro podría enlazar servidores y ser administrado por personal diferente; y un tercero podría ser plataforma de pruebas. Todos utilizarían una única estructura de conmutación y un conjunto de suministro eléctrico redundante”. Con estas propiedades, la responsable del negocio de centros de datos, conmutación y seguridad de Cisco reconoce que esta arquitectura virtualizada podría diluir finalmente otras líneas de producto del proveedor.

La compañía ha dedicado cerca de 250 millones de dólares en I+D para la nueva plataforma, en la que han trabajado hasta 500 ingenieros, según Tom Edsall, CTO de la unidad de negocio de centros de datos de Cisco.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información