| Noticias | 06 MAR 2007

Dimite el CEO de RIM por irregularidades en stock-options

Research in Motion (RIM) tendrá que buscar un nuevo presidente para su consejo ejecutivo. El hasta ahora CEO de la compañía, Jim Balsillie, ha dimitido de su cargo asumiendo así la responsabilidad por su actuación durante una estafa de stock-options que obligará al fabricante a revisar sus cuentas desde hace tres años. RIM estima en unos 250 millones de dólares el efecto que sobre sus ganancias tendrá la revisión.
CIO

RIM, fabricante de los teléfonos inteligentes BlackBerry, tendrá que revisar y modificar los estados de cuentas declarados para los años fiscales 2004, 2005 y 2006, y para su primer trimestre fiscal de 2007. Los cambios podrían afectar también al segundo y tercer trimestre del ejercicio en curso, todavía no presentados oficialmente, debido a que la auditoría interna correspondiente a estos períodos aún no ha sido completada.

La falta consiste en inflar los beneficios de los empleados simulando que reciben las opciones de compra de acciones en un día en que su valor es especialmente bajo y después venderlas cuando el mercado se recupera. Muchas compañías se han visto obligadas a revisar las ganancias ocasionadas por esta práctica en los últimos meses, incluidas Apple, Broadcom, McAfee y Monster Worldwide.

Balsillie ha dimitido como presidente porque la auditoría ha mostrado que tenía que aprobar y conceder personalmente todas las opciones desde que RIM se convirtió en una empresa pública en 1997, excepto las suyas y las del co-CEO de la empresa, Mike Lazaridis. También el CFO (Chief Finantial Officer), Dennis Kavelmann, ayudó a administrar las stocks-options motivo de la revisión.

Pese a su dimisión del cargo de CEO, Balsillie mantendrá sus puestos como co-CEO y miembro del Consejo de la compañía, pero tanto él como otros altos ejecutivos tendrán que devolver los beneficios que consiguieron al aprovechar las fechas más rentables para la compra de sus opciones de acciones en lugar de recibirlas cuando les fueron otorgadas.

Kavelman abandonará su puesto como CFO, asumiendo un nuevo cargo como COO (Chief Operating Officer) para administración y operaciones. Balsillie y Lazaridis habrán de pagar a la empresa cinco millones de dólares cada uno para compensar el coste de la investigación. Además, RIM ha aceptado las dimisiones de Kendall Cork y Doug Wrigh, dos miembros del comité de compensaciones del Consejo. Finalmente, la compañía se ha comprometido a crear un comité de supervisión, que se encargará de examinar las prácticas de compensación a ejecutivos, tanto las de carácter interno como las fijadas en el momento de su contratación.



Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información