| Noticias | 16 NOV 2006

El 20% de las aplicaciones puestas en marcha por las empresas tiene problemas de rendimiento

Compuware ha realizado un estudio entre los directores de TI de más de 150 empresas europeas en el que se señala que más de la mitad de los responsables de TI de Europa considera que las probabilidades de que una aplicación tenga fallos tras su puesta en marcha son de un 50%.
Francisco Javier Pulido
El 52% de los responsables de TI de Europa considera que las probabilidades de que una aplicación tenga fallos tras su puesta en marcha son de un 50%. Así lo asegura Compuware tras realizar un estudio entre los directores de TI de más de 150 empresas de países europeos, incluido España. La falta de confianza, según el estudio, podría deberse a que un 56% dice carecer de cualquier tipo de metodología formal de gestión del rendimiento en sus organizaciones. Un 33% de las empresas declaran ser ineficientes a la hora de subsanar defectos de rendimiento.

Según el estudio de Compuware, muy pocas organizaciones tienen en cuenta una aproximación estratégica al rendimiento de sus aplicaciones. Concretamente, el 54% de los directivos encuestados reconocen que encuentran problemas de rendimiento inesperados como mínimo en una de cada cinco aplicaciones que se ponen en marcha.

Según el estudio de Compuware, un dato muy significativo es el efecto de la falta de rendimiento en el propio negocio de las empresas. Cuando el rendimiento está comprometido se produce una perdida de productividad por empleado. Así lo reflejan un 60% de los encuestados. Según un 78% de las empresas, la satisfacción de los clientes se ve afectada, y un 22% declara que la consecuencia es reducción del volumen de facturación.

Un 56% de los encuestados para el estudio afirma que cuando emerge un empobrecimiento del rendimiento de las nuevas aplicaciones, el nivel de servicio de las ya existentes también se ve afectado y, por lo tanto, los procesos de negocio se ven impactados negativamente. Un 44% declara también que estos fallos suponen gastos no previstos en nuevo hardware. Sólo un 29% de las organizaciones implican por entero al departamento de TI en la gestión del rendimiento. El resto de los encuestados admite asignar sólo a una de estas áreas la responsabilidad.

Por último, un 71% de los encuestados admiten que ellos dependen de las llamadas al servicio de helpdesk por parte de sus usuarios finales para darse cuenta de que alguna aplicación tiene un problema de rendimiento. Esto significa, según los autores del estudio, que las empresas no abordan los problemas de rendimiento de manera proactiva, sino que actúan cuando el problema ya ha ocurrido.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información