| Noticias | 13 NOV 2012

El 87% de los CIOs prevé modernizar el mainframe en los próximos doce meses

La gestión de aplicaciones en un mainframe puede ser una tarea compleja y exigente. Si se une a la necesidad de una mayor agilidad empresarial, todo esto pone a los CIOs bajo una gran presión para conseguir mayor rendimiento y valor del mainframe y su portfolio de aplicaciones.
CIO

La demanda de mejoras en las aplicaciones del mainframe críticas para la empresa deja a los responsables de TI con una lista cada vez mayor de requerimientos de desarrollo relacionados con el cambio de negocio y la eficiencia. La lista de mejoras tiene un coste asociado que Gartner ha denominado “Pasivo de TI”, el coste de ponerse al día en el mantenimiento y las mejoras para actualizar el portfolio de aplicaciones corporativas. Como parte de la encuesta encargada por Micro Focus a Vanson Bourne, se preguntó a 590 CIOs y responsables de TI cómo analizaban sus aplicaciones en el mainframe y si comprendían la magnitud de su pasivo de TI. Aunque el 87% de los CIOs y responsables de TI encuestados afirmaron que tenían un proceso para analizar y gestionar su portfolio de aplicaciones, el 40% de ellos admitió que no sabía calcular el valor de su pasivo de TI. Esta falta de conocimientos supone un lastre en forma de coste oculto en el estado de cuentas para estas organizaciones, además de un mayor riesgo empresarial. Aquellos que afirmaron entender su pasivo de TI lo estimaron de media en unos 10,9 millones de dólares, donde 8,5 millones eran atribuibles a las aplicaciones mainframe, y predijeron su crecimiento en una media del 9% durante los próximos cinco años. En 2010, Gartner estimó el pasivo global de TI en unos 500.000 millones de dólares, con un crecimiento de hasta 1000 millones de dólares en 2015. Su informe recomendó que los CIOs y los responsables de TI generasen una estimación anual del portfolio de aplicaciones para cuantificar y planificar la reducción de su pasivo de TI. Después de dos años, el 24% de los responsables de TI afirman que todavía no han dado forma a un proceso para medir y gestionar su pasivo de TI, o que no saben si lo tienen, y el 45% de los que no tienen ningún proceso tampoco tienen planificado tenerlo. Se sabe que debe acometerse la modernización de las aplicaciones, pero aún se desconoce su coste real.


Gestionar la modernización de aplicaciones

Cuando la encuesta indagó en el conocimiento de los responsables de TI de su portfolio de aplicaciones, más de la mitad admitieron tener una imagen difusa del mismo, y uno de cada 20 confesó que su portfolio de aplicaciones era “un auténtico lío”. Cerca de una quinta parte dijo que el mainframe contenía antiguas aplicaciones que nadie sabía cómo actualizar y que les asustaba tocar. El 18% de los participantes confirmó que tenía aplicaciones redundantes devorando MIPS de forma innecesaria y que no tenía forma de identificarlas ni eliminarlas. Muchos acusaron a las fusiones y adquisiciones como las responsables de crear una imagen poco clara de las aplicaciones, su interrelación y las que deberían eliminarse.

Está claro que, ahora mismo, los CIOs tienen poca o ninguna visibilidad de la integridad y costes futuros de sus aplicaciones, un punto recalcado por Stuart McGill, CTO de Micro Focus. “Nuestras investigaciones resaltan que TI se está convirtiendo en un problema de gestión de activos”, afirma McGill, “y esto hace que la APM (gestión del portfolio de aplicaciones) sea estratégicamente imperativa. El reto es que es difícil atribuir un retorno de inversión inmediata a la APM debido a su naturaleza de medio o largo plazo, y por tanto está en disputa con lo que la mayoría de los responsables de TI han calculado, sobre lo bien y lo rápido que están reaccionando frente a las cambiantes demandas empresariales a corto plazo". A continuación, McGill afirmó: "Este estudio muestra que las organizaciones de TI aún están enredadas en sus aplicaciones y actualizaciones en lugar de dedicarse a ‘instalar nuevo motor’. De esta manera es difícil que creen un portfolio de aplicaciones específicas para cada propósito, capaces de ofrecer una ejecución impecable de servicios operativos para soportar las cambiantes necesidades de las empresas de hoy. En esta década, las organizaciones de TI necesitarán transformarse desde organizaciones centradas en los proyectos a otras centradas en los activos, especialmente si tienen que obtener el máximo provecho a la media del 27% anual del presupuesto de TI que los participantes afirmaron destinar a mantener, sostener y mejorar la integridad de las aplicaciones mainframe y sus activos”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información