| Noticias | 16 ENE 2008

El debilitado precio de las memorias afecta a las cuentas de Intel

El rendimiento de los ingresos de Intel en el cuarto trimestre ha sido algo inferior a lo esperado, por los analistas y por la propia empresa, debido, en parte, al bajo coste de los chips de memoria.
Arancha Asenjo

En el último trimestre de su ejercicio fiscal 2007, Intel ingresó 10.700 millones de dólares, un 10,5% más respecto al mismo periodo del año anterior pero por debajo de los 10.800 millones de dólares estimados por los analistas. También fueron menores las ganancias netas al registrar 2.270 millones de dólares frente a los 2.380 millones esperados. No obstante, la cota alcanzada supuso un incremento del 51% respecto al año anterior, cuando se lograron 1.500 millones de dólares. Las ganancias por acción fueron de 38 centavos por título frente a los 40 centavos valorados por los analistas.

Para el conjunto del ejercicio, los ingresos de Intel ascendieron a 38.300 millones de dólares, respecto a los 35.400 millones de 2006, mientras que las ganancias netas fueron de 7.000 millones de dólares frente a los 5.040 del año anterior.

Pese al crecimiento, en general los resultados del fabricante de chips no han sido los esperados. Aunque los ingresos procedentes de los productos informáticos mantuvieron su expectativa, la facturación por memorias tipo NAND, ampliamente utilizadas en móviles y reproductores musicales, fue inferior de lo previsto por el menor precio promedio de venta de las mismas, principalmente por la mayor competencia, según explicó ayer en una multi-conferencia el propio director financiero de la firma, Stacey Smith, quien no espera que el coste de estos dispositivos mejore a lo largo del año.

Por otra parte, el fabricante se desvinculará del negocio de memorias flash a través de Numonyx, una joint venture formada junto con STMicroelectornics y Francisco Partners. El acuerdo para su creación se espera cerrar en este trimestre tras haberse pospuesto por la renegociación de los términos económicos de la misma.

En cuanto a los lanzamientos de Intel, en noviembre anunció sus procesadores Penryn, que asegura proporcionan mejor eficiencia energética y rendimiento gráfico que sus predecesores. Fabricados utilizando procesadores de 45 nanómetros, los chips Penryn se comercializaron en primer lugar para estaciones de trabajo y posteriormente para servidores, portátiles y equipos de sobremesa.

Previsiones para 2008

Para finales de año, Intel prepara varios lanzamientos. Por una parte, verán la luz sus procesadores para Montevina, una actualización de su plataforma móvil Centrino; así como los chips Menlow para ordenadores ultra móviles. También para finales de 2008, aparecerá una nueva arquitectura de chips denominada Nehalem en la que la compañía está actualmente trabajando, y lanzará los primeros ejemplares de Larrabee, un procesador multi-núcleo de alto rendimiento, tal y como adelantó el CEO de Intel, Paul Otellini, que aseguró que en estos momentos, fabrican más de 30 procesadores de 45 nanómetros y que vendieron un número record de chips y microprocesadores en 2007.

Mostrando cautela hacia la economía estadounidense, Intel apuesta por el crecimiento de los mercados de servidores y móviles para impulsar las ventas de procesadores, así como en abrir mercados emergentes. En este esfuerzo jugará un importante papel la incorporación del procesador Silverthorne, incluido en la plataforma Menlow, pues ayudará a reducir los precios de los dispositivos móviles.

Asimismo, Intel confía en sus procesadores quad-core y en la continua evolución de los productos de 65 nanómetros hacia los 45 nanómetros para ganar cuota de mercado frente a AMD. Este último retrasó en diciembre el lanzamiento masivo de procesador quad-core Opteron, denominado Barcelona, tras detectar un fallo en la memoria caché de nivel 3 del chip.

Bajo esta perspectiva, el fabricante confía en obtener unos ingresos durante el primer trimestre de 2008 de entre 9.400 y 10.000 millones de dólares

Estrategia para España

Por otra parte, en un reciente encuentro con la prensa española, Brian González, nombrado director general de la filia ibérica en diciembre, evaluaba las directrices de Intel para este año en nuestro país.

“Veo en España un gran interés por los avances tecnológicos; hay muchas áreas donde podemos impactar y alcanzar otro nivel”. Entre estas oportunidades, González señaló la posibilidad de colaborar con los fabricantes de portátiles locales y ayudarles en el área de movilidad. Asimismo, destacó los logros conseguidos por el equipo de la filial en el sector de educación, área que seguirán desarrollando, y apuntó hacia el ámbito sanitario, “con oportunidades para llevar avances tecnológicos a los hospitales y al hogar de los enfermos”. Otros segmentos clave serán las pymes, “vitales para cualquier mercado”, y las grandes industrias, “que exigen computación de alto rendimiento pero con un bajo coste de los procesadores”. En este campo, Intel confía en jugar un papel significativo en tecnologías como virtualización y gestión remota.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información