| Noticias | 28 ABR 2006

El lector XR480 demuestra la apuesta de Symbol por la tecnología RFID

Symbol XR480 es el primer lector industrial de identificación por radiofrecuencia (RFID) que se comercializa actualmente y soporta la normativa EPC de codificación electrónica de productos.
Comunicaciones World
Este lector soporta los actuales estándares europeos de RFID e incorpora la arquitectura de última generación de la gama de lectores XR400, presente en el mercado a través de 10.000 unidades ya instaladas. Está diseñado para operar con el estándar europeo ETSI 302-208, de probada fiabilidad para ejecutar funciones a escala industrial. El XR480 también soporta el estándar EPC global Generación 2 (Gen 2), un lector de entornos de alta densidad que permite gran flexibilidad para soportar el estándar europeo ETSI 302 208.
Ofrece soporte a 8 puntos de lectura, reduciendo la complejidad de despliegue e incrementando la flexibilidad. Es el primer lector RFID basado en el sistema operativo Windows CE que cumple la normativa europea EPC. La utilización del sistema operativo Windows CE de Microsoft permite al RFID XR480 una integración sin interferencias e interoperabilidad con las infraestructuras informáticas ya existentes, reduciendo así los costes de soporte técnico propios de los entornos multiplataforma.
La nueva plataforma XR480 es compatible con los lectores Symbol XR400 y mejora algunas funciones que ya utilizaban esta serie de lectores, como el alojamiento de aplicaciones. Esta característica permitirá a los usuarios finales, socios comerciales y desarrolladores de aplicaciones de terceras marcas desarrollar fácilmente aplicaciones específicas, orientadas a cada cliente, que se puedan integrar y ejecutar directamente en el lector.
Dispone de interfaces USB y de Control I/O para administración de dispositivos, desde sensores de movimiento y luces, hasta tarjetas de memoria y pantallas. Con estos periféricos, las empresas podrán utilizar RFID para activar diversos procesos de negocio, incluyendo líneas de montaje dinámicas que se reconfiguran en función de los productos concretos que vaya recibiendo la cinta transportadora; alertas en tiempo real para que los conductores de carretillas elevadoras puedan cambiar la ubicación de las mercancías urgentes; o normas que evitan la entrega de productos en destinos equivocados y que facilitan el cumplimiento de las normas sobre “manipulación con especial cuidado”, que señalan el grado de fragilidad de una mercancía en el momento en que se pasa su etiqueta por el lector de la puerta del almacén.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información