| Noticias | 05 AGO 2008

El MIT encuentra un modo sencillo y barato de almacenar la energía solar

El prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts está trabajando en una tecnología que permita almacenar fácilmente energía solar suficiente para cubrir las necesidades de hogares, vehículos y oficinas. Se trata de un proceso que nos permitiriía ser menos dependientes de los combustibles fósiles, ya que afirman que con sólo una hora de luz solar se puede conseguir la energía necesaria para un año.
Arantxa G. Aguilera

Investigadores del MIT afirman que han descubierto la forma de transformar la energía solar en una fuente de energía básica, y no sólo alternativa como ahora. El proyecto es considerado por este prestigioso instituto como un gran avance en la investigación energética.

“La luz solar tiene mayor potencial que cualquier otra fuente para resolver los problemas de energía del mundo”, afirma Daniel Nocera, profesor de energía del MIT y uno de los investigadores involucrados en el proyecto. La cantidad de luz solar que llega a la Tierra en una hora es suficiente para proporcionar a nuestro planeta la energía necesaria para un año. El problema, no obstante, es cómo controlar esa energía.

“La investigación es un gran paso hacia la generación de energía limpia a gran escala, ya que no sólo abre la puerta al desarrollo de nuevas tecnologías para la producción sino que reduce nuestra dependencia de los combustibles fósiles y nos ayuda a resolver el problema del calentamiento global”, según James Barber, profesior de bioquímica del Imperial College de Londres.

Según Nocera, en un plazo de diez años se espera que la gente ya no necesite la electricidad por cable para sus hogares. “Los ciudadanos podrán obtener la energía que necesitan para sus hogares del sol durante las horas de luz y dispondrán de un método de almacenamiento para poder disponer de energía durante la noche”.

El problema del uso de energía solar reside en encontrar la forma de almacenarla. Aunque se puede hacer, el coste es prohibitivo con las tecnologías actuales.

Tomando como ejemplo la fotosíntesis de las plantas, Nocera y su colega Matthew Kanan encontraron un proceso que permite usar la energía del sol para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno, según un informe del MIT. Después, cuando sea necesario, estos gases pueden combinarse en una pila de combustible (fuel cell). La reconexión crea electricidad libre de carbono que se puede usar para alimentar un coche, un hogar o una oficina, esté el sol brillando o no. (Ver vídeo).

Nocera resalta que el proceso usa materiales naturales, es muy barato y fácil de montar. “Por eso creemos que va a funcionar”, concluye.

Esta no es la única aproximación del MIT a la energía solar fácil de usar. El mes pasado la universidad anunció que sus investigadores habían creado una nueva forma que almacenar la energía solar convirtiendo las ventanas de los grandes edificios en paneles solares. Esa tecnología, llamada “concentradores solares” almacena la luz de un área amplia, como una ventana, y la concentra en los extremos de la ventana.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios