| Noticias | 18 SEP 2008

El proyecto ECRIS recibe el apoyo del responsable europeo de protección de datos

El supervisor europeo de protección de datos, Peter Hustinx, ha apoyado en líneas generales un plan de los legisladores para unir todas las bases nacionales de datos criminales de los 27 estados miembros de la Unión Europa (IE). No obstante, Hustinx ha pedido que se realicen algunos cambios sobre la propuesta inicial.
Marta Cabanillas
Lo que los gobiernos nacionales y la Comisión Europea desean crear ha sido bautizado como Sistema Europeo de Información de Archivos Criminales (ECRIS- European Criminal Records Information System). Consiste en una red encriptada que una los sistemas de justicia criminal de cada estado miembro con el resto, permitiendo a todos ellos intercambiar información policial, incluidos archivos sobre comportamiento y antecedentes criminales de cada individuo. Hasta ahora, compartir tal información exigía engorrosos trámites y frecuentemente un juez de un determinado país no tenía conocimiento de las actividades y trayectoria criminal en otro país de la UE de cada sospechoso.

Según el plan ECRIS propuesto por la Comisión, todos los archivos criminales quedarían almacenados localmente en el país en el que se originaron y las bases de datos nacionales se unirían entre sí mediante el software de interconexión que los gobiernos de los estados miembros serían los responsables de correr.

Hustinx, pese dar su apoyo al proyecto, ha manifestado algunas duras sobre si un sistema de tales características podría llegar a violar el derecho a la intimidad de los ciudadanos debido a una mala gestión. Por ejemplo, considera que la responsabilidad de la interconexión debería quedar en manos de la Comisión Europea, en lugar de en las de los gobiernos locales.

Responsabilidad sobre la interconexión

“El procesamiento de datos personales relacionados con los actos criminales es de naturaleza `sensible´, y, por tanto, resulta imprescindible garantizar y proteger la confidencialidad e integridad de los archivos de información criminal que se envíen de un estado a otro”, ha argumentado Hustinx. Además, “es de suma importancia que se apliquen los más exigentes estándares de protección de datos al funcionamiento del sistema, capaces de garantizar una infraestructura técnica sólida, alta calidad de la información y una supervisión de la máxima eficiencia”.

Aunque los legisladores de la UE no están obligados a seguir las opiniones del supervisor de protección de datos europeo, en la mayoría de los casos han respetado sus recomendaciones. De momento, la Comisión se ha comprometido a proporcionar software de interconexión desarrollado específicamente para el intercambio de archivos criminales a principios del próximo año. Mientras tanto, el Parlamento Europeo dará su opinión sobre ECRIS –en concreto, la próxima semana-, aunque este organismo no tiene un papel formal decisivo sobre la adopción del sistema. La decisión final está en manos de los gobiernos nacionales, que habrán de pronunciarse al respecto en los próximos meses.

ECRIS operará sobre Trans-European Services for Telematics between Administrations (S-TESTRA), red de telecomunicaciones clasificada de la UE construida hace doce años para la Comisión por un consorcio privado del que formaron parte Hewlett-Packard y Orange Business Services (división de France Telecom antes conocida como Equant). El valor del contrato para la creación de S-TESTRA ascendió a 210 millones de dólares.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información