| Artículos | 10 DIC 2005

El rol "híbrido"

CIO
La necesidad de alinear la tecnología con el negocio está haciendo surgir en los departamentos de TI un nuevo perfil profesional llamado a desempeñar un rol ?híbrido? en las empresas, combinando la formación y experiencia en las TI con el conocimiento a fondo de las actividades y operaciones comerciales y financieras. Se trata de aunar el talento tecnológico con la pericia en el negocio.

Según los expertos, las empresas buscan o deberían buscar y cultivar empleados de TI que tengan formación y experiencia suficiente para analizar cómo hacer que su trabajo aporte valor no sólo al usuario final sino también al propio negocio. Según Jeff Markham, director de la sucursal de San Francisco de Robert Half Technology, agencia de colocación y trabajo temporal especializada en TI, este tipo de empleados ?han de saber cómo hace dinero la compañía y cómo afectará a esa operativa las aplicaciones que desarrolle?. Un conocimiento que ya viene presuponiéndose desde hace tiempo en el CIO, pero que, reconocido el potencial de las TI para favorecer la generación de nuevas fuentes de negocio o potenciar las actuales, deberá ir extendiéndose en cierta medida al resto de los recursos humanos con él relacionados. De hecho, algunos profesionales que responden a este perfil están comenzando a gestarse de manera espontánea dentro de las empresas, pero en muchas ocasiones, éstas no están aún preparadas desde un punto de vista estratégico para aprovecharlos y estimular su motivación.

Estas ideas no deben quedar como una mera declaración de objetivos. Es necesario adoptar cuanto antes medidas prácticas que las apliquen si las organizaciones pretenden adelantarse a sus competidores. Un ejemplo claro de cómo ponerse rápidamente manos a la obra podría ser la empresa Thomson, firma que desarrolla soluciones de información y workflow para diversos sectores. La tecnología se ha convertido en la pieza básica de las actividades de esta compañía, ya que son las necesidades en TI el primer punto de contacto con sus clientes. Pero como su negocio se basa en dar respuestas adaptadas a cada necesidad, ?animamos al personal de TI a conocer cómo piensan los clientes y a comprender sus problemas desde una perspectiva más amplia que la propia tecnología, analizando todas sus operaciones?, afirma Carl Giaimo, director senior del grupo Technology Best Practices de la compañía, formado por profesionales de TI cuya actividad se desarrolla en varias divisiones de Thomson. En concreto, la compañía formará a alrededor de 30 empleados de su departamento de TI en las distintas operaciones de la empresa. "El objetivo del programa es que, en 12 ó 18 meses, estos empleados, además de la tecnología, conozcan la perspectiva del negocio, aumentando así su capacidad para comprender la compañía en su totalidad?.

Community Medical Centers también está sacando partido a la tendencia hacia roles híbridos en los departamentos de tecnología. ?No creo que mi compañía se encontrara en la fuerte posición que ocupa hoy si no fuera por las posibilidades que brinda este nuevo enfoque?, dice Rich Cummins, director de servicios de red de la firma sanitaria. De hecho, de los 11 empleados que reportan directamente a Cummins, alrededor de la mitad desempeñan sus actividades desde esta nueva perspectiva. La empresa tiene actualmente tres iniciativas en TI en marcha: la sustitución de las radiografías tradicionales por imágenes digitales, la realización en remoto de gráficas y el diseño de un portal que dé acceso a las aplicaciones más críticas. Y, según Cummins, sin empleados ?híbridos? capaces de comprender cómo el personal sanitario utiliza estos programas, estas aplicaciones de negocio no serían tan efectivas. ?Lo realmente positivo del rol híbrido es que el empleado conoce y comprende tanto la infraestructura de tecnología como al usuario final?.

El concepto del personal de TI híbrido no es nuevo, sobre todo en sectores que, como el financiero, basan su actividad principal en las transacciones -explica David Foote, presidente de la consultora Foote-, pero ahora comienza a extenderse a otras áreas de la industria y pronto tendrá un gran impacto en muchos departamentos de TI. "Su presencia se convertirá en algo común en aquellas industrias donde el peso del presupuesto de TI en relación al gasto total en procesos de negocio es mucho mayor de lo habitual, como sucede en banca, sanidad, distribución, seguros y educación?.

Sin embargo, al día de hoy, y a pesar de las ventajas que estos empleados híbridos pueden aportar a las empresas, todavía no son suficientemente reconocidos como una nueva categoría laboral, y, por supuesto, no son renumerados de acuerdo al importante papel que cumplen. En muchos departamentos de TI se dispone de empleados clave que saben trabajar con otros departamentos y comprenden los objetivos y la operativa de, por ejemplo, marketing y finanzas, pero pocos responsables de TI han ido tan lejos como para conceder a estas personas una categoría laboral distinta a la del resto, ni para ajustar su retribución económica de acuerdo a sus capacidades.
"Hay ciertos individuos que trabajan en mi departamento que van más allá de la tecnología, dominando conceptos como reingeniería y procesos de negocio. Son un tipo de empleado con un gran potencial, que captan cualquier cosa y no se limitan a comprender exclusivamente las tareas técnicas", afirma Autumn Bayles, CIO de Tasty Baking, el fabricante de los productos de bollería Tastykake. Bayles refiere como ejemplo el papel clave que jugó un empleado suyo para resolver un problema de inventario de uno de los almacenes de la empresa, aún cuando el origen de dicho problema no tenía nada que ver con la tecnología. En su opinión, son gente que trabaja bien en equipo, comprendiendo la operativa de cada área de negocio y que acaban siendo muy bien valorados por toda la organización, incluso reclutados por otros departamentos. Aún así, asegura Bayles, y pese a que informalmente se alaba su experiencia y consiguen resultados brillantes en las auditorías de rendimiento, no son reconocidos laboralmente.

Algo similar sucede en Community Medical Centres, donde, según Cummins, estos valiosos empleados, aunque son capaces de implicarse en tres o cuatro proyectos críticos para la empresa, no se les reconoce como categoría específica. Quizá se explique esta laguna, como el mismo Cummins advierte, porque el rol híbrido que desempeñan no ha sido fruto de una decisión consciente, sino una simple evolución marcada por las necesidades del departamento de TI. Quizá sólo sea cuestión de tiempo que vean reconocida formalmente su labor.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información