| Artículos | 04 MAY 2007

El SaaS gana terreno a las aplicaciones tradicionales en la empresa

CIO

El software como servicio (SaaS) es todavía un componente relativamente pequeño de la industria de aplicaciones empresariales, pero los responsables de los suministradores que participaron en un encuentro organizado por Mass Technology Leadership Council a principios de abril apuestan fuerte por la idea de que el modelo de servicio hospedado ganará rápidamente popularidad frente a las aplicaciones tradicionales desplegadas y gestionadas internamente por las empresas.

?El negocio del software está próximo a su fin?, insistió durante su intervención Jonathan Bush, presidente y CEO de la compañía Athenahealth (Massachusetts), especializada en la provisión de servicios de facturación basada en Web y otras herramientas de gestión de negocio para entornos de consultas médicas.

Bush pidió a la audiencia que imaginara a Yahoo, que actualmente ofrece una herramienta de mapping online gratuita, intentando cobrar a las empresas 2.000 dólares por cada ubicación desde la que se deseara permitir buscar decisiones. ?Se está extendiendo cada vez más la percepción común de que el software por sí mismo no es algo diferenciador por lo que merezca la pena pagar?, explicaba Bush, ?con el tiempo tendrá que regalarse, y después vender el trabajo a él asociado?.

El porcentaje de empresas y ejecutivos de TI que utilizan al menos una tecnología SaaS aumentó de un 11% a un 26% el pasado el año, según una investigación realizada por Saugatuck Technology. Pero además, su penetración se está produciendo a todos los niveles. Así, aunque las empresas de pequeño y mediano tamaño inicialmente representaban el principal mercado para las soluciones de software hospedado, Saugatuck asegura que su aceptación entre las grandes organizaciones va en progresivo aumento. Poco a poco, según esta firma, su uso se irá generalizando a todos los entornos.

Pese a que muchas empresas se muestren a menudo reacias a externalizar operaciones que en el pasado han sido resueltas internamente, el SaaS introduce un dinamismo muy interesante para los clientes. Al tratarse de un servicio definido en un contrato cuyos términos deben ser respetados y que será necesario renovar si el suministrador pretende continuar su negocio con el cliente, aquel se verá más obligado a satisfacer a éste de manera continuada. En caso contrario, no conseguirá renovar los contratos.

Y esta es, según los expertos sólo una ?quizá ni siquiera la más importante- de las ventajas del modelo SaaS para los clientes. De cualquier modo, los responsables de TI corporativos deberán tener presente que el dilema entre elegir entre aplicaciones SaaS o suministradas siguiendo un esquema tradicional no tiene una respuesta única. Cuál resulte la mejor opción dependerá tanto de la situación particular de la organización como de la aplicación de que se trate en cada caso.

Un terreno menos seguro para los proveedores
En cualquier caso, pese al prometedor futuro que los analistas auguran al nuevo modelo, probablemente pasarán todavía algunos años antes de que el software como servicio se convierta en la propuesta dominante en el mercado de las aplicaciones. Conviene recordar en este punto que ?incluso Salesforce.com, con su considerable tamaño y presencia en el mercado, y aún tratándose del buque insignia del SaaS, es todavía una empresa pequeña?, subrayó Tom Brennan, CFO y vicepresidente de alianzas estratégicas del suministrador de aplicaciones bajo demanda OpenAir, durante su intervención en el encuentro. ?En realidad, el mundo del SaaS se encuentra todavía en sus primeras etapas de desarrollo y resulta por tanto aún muy pequeño si se compara su tamaño con el de las aplicaciones tradicionales?. Para un auténtico despegue de este mercado, existen diferentes retos a los que los proveedores deberán hacer frente demostrando su capacidad para cambiar adaptándose a los nuevos tiempos.

Eric Hjerpe, inversor de Atlas Venture que actuó como moderador en una de las mesas redondas celebradas en Mass Technology Leadership Council, considera que uno de los principales retos que el nuevo modelo planteará a los suministradores será precisamente lo que, según se ha comentado antes, constituye una importante ventaja para el cliente: el cambio hacia modelos basados en suscripción que suponen el abandono de los tradicionales y más estables basados en licencias ?perpetuas?. Éstos últimos indudablemente proporcionan entradas de dinero más seguras e predecibles para los proveedores.

Hjerpe ha trabajado para Siebel Systems y en 1999 fundó SiebelNet, filial que representó la primera aventura de esta compañía en el emergente mercado SaaS. Analizando algunas experiencias, Hjerpe concluye que son muchos los grandes suministradores que, como Siebel, han fracasado en su intento de abandonar un modelo basado en la venta de licencias para subirse al tren de las ofertas SaaS. ?Siebel ha fracasado, SAP ha fracasado, Oracle ha fracasado, al menos si se miden los resultados en relación con sus objetivos iniciales. Recuerdo al CEO de Oracle, Larry Ellison, en 1999 anunciando que, en dos años, el 70% de los ingresos de la compañía provendrían de soluciones basadas en el modelo SaaS. Sin embargo, han pasado ya ocho años y, desde luego, no es ese el caso?.

Otro importante desafío al que los proveedores de SaaS habrán de enfrentarse está relacionado con la dificultad de encontrar empleados con la mentalidad adecuada para construir software creado desde su base para ser distribuido vía un modelo de servicios. ?No creo que existan muchas personas con ADN SaaS?, bromeó durante la mesa redonda Wayne Whitcomb, vicepresidente de ingeniería y operaciones técnicas de Demandware, compañía especializada en la fabricación de suites de e-commerce bajo demanda. ?Solemos encontrarnos con profesionales que provienen del mundo del software, o con personas expertas en servicios..., pero se trata de unir ambos mundos. Por ejemplo, los profesionales del reino del software tienden a concentrarse en la creación de software empaquetado, sin preocuparse de cómo será desplegado después, y éste no es el planteamiento idóneo en el nuevo modelo?.

Para todos los tamaños
Analizando el mercado desde el punto de vista de la demanda, como se ha dicho, los expertos señalan que el SaaS empieza a trascender el segmento de pymes deseosas de evitar los costes y la complejidad asociada a la compra, instalación, soporte y mantenimiento de aplicaciones. Los grandes negocios tienden cada vez más a la adopción de soluciones SaaS, a pesar de las preocupaciones sobre la seguridad y fiabilidad de la información que han entorpecido en cierta medida la entrada de las nuevas propuestas en el segmento corporativo. ?Una vez se van superando estas preocupaciones básicas, los responsables de TI pueden empezar a pensar en estratégicamente en el SaaS no sólo en términos de ahorros de costes, sino también de cómo proporcionar valor mediante la integración de la nueva aplicación SaaS en sus infraestructuras TI?, indicó Brennan.

En el transcurso de la mesa redonda, uno de los miembros de la audiencia planteó a los suministradores participantes la preocupación de algunos clientes sobre el peligro de que el alto grado de estandarización que caracteriza a las soluciones SaaS acabe por eliminar alguna ventaja competitiva que pudiera, por el contrario, obtenerse utilizando aplicaciones más personalizadas.

Tod Loofbourrow, fundador, presidente y CEO de Authoria, fabricante de una oferta SaaS para la contratación y ges

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información