| Noticias | 11 DIC 2007

EMC interopera con VMware tras actualizar su solución de virtualización

EMC ha realizado la mayor actualización de su tecnología de virtualización de almacenamiento desde que lanzara el producto a mediados de 2005, al incorporar total interoperabilidad con VMware y nuevas capacidades diseñadas para mejorar la disponibilidad y escalabilidad.
Arancha Asenjo
Invista, de EMC, es un producto para la virtualización del almacenamiento en bloque que combina hardware y software para mover datos entre dispositivos de almacenamiento físico sin afectar a las aplicaciones en producción. Con la versión 2.0, EMC afirma que Invista ha sido probado, optimizado y certificado para utilizarse con el producto de virtualización de servidores ESX de VMware.

Para Arun Taneja, de Taneja Group, este hecho puede no ser significativo, puesto que EMC es dueño de VMware. Sin embargo, la certificación es en realidad “un gran acuerdo para los clientes, que cuando intentan implementar la virtualización del servidor pero utilizan el mismo almacenamiento, éste termina convirtiéndose en un gran cuello de botella”.

EMC tiende a diferenciarse de sus competidores IBM e Hitachi Data Systems utilizando la llamada “arquitectura de vías divididas”. Las soluciones de virtualización de almacenamiento de IBM e Hitachi utilizan un sistema “in band”, en el cual el hardware de virtualización de almacenamiento se sitúa entre el servidor y el almacenamiento, de forma que los datos deben viajar por el dispositivo de virtualización. Según EMC, esta metodología supone un riesgo para la integridad de los datos y ralentiza el rendimiento. Por el contrario, la arquitectura de Invista separa la vía de los datos de la vía de control, de manera que la información de control pasa por el dispositivo Invista pero los datos se mueven directamente y de forma rápida del equipo de almacenamiento al servidor.

Cada planteamiento tiene sus pros y sus contras, afirman desde Tanaja Group. El producto de EMC puede escalar a mayores implementaciones que los dispositivos in-band, pero estos últimos son más simples y pueden operar con conmutadores más baratos. El precio de Invista parte de los 100.000 dólares, un precio que “proporciona a los clientes la capacidad para virtualizar hasta 14 TB de datos”, explica Rob Emsley, director senior de marketing de producto del grupo de software de EMC. Invista se configura para trabajar con los conmutadores de Cisco y Brocade aunque reconoce que los propios switches son un coste añadido.

Las actualizaciones para Invista incluyen un mayor número de movimientos de datos concurrentes, de 8 a 40; o la mejora de la disponibilidad al separar el cluster de la vía de control, la parte de Invista que crea volúmenes virtuales. Anteriormente, los elementos de control de Invista tenían que ejecutarse en el mismo rack pero ahora pueden estar separados hasta 300 metros.

Una tercera mejora es la funcionalidad de reflejo y agrupación de datos para el uso del almacenamiento en capas. “Ahora los clientes pueden crear granjas de almacenamiento definidas por niveles”, asegura EMC en su nota de prensa. “Pueden asignar sus aplicaciones más criticas al almacenamiento de nivel 1, con mejor rendimiento, mientras que el storage de nivel 2 puede estar destinado a aplicaciones menos críticas y al soporte. Las copias reflejadas ahora pueden ser posicionadas en diferentes niveles. Ambas funciones permiten una mayor utilización de los activos de almacenamiento virtual”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información