| Noticias | 09 JUN 2011

En seis años, los pagos móviles generarán un negocio de 22,7 millones de euros en Europa

La falta de consenso entre operadores de telecomunicaciones e instituciones financieras en cuanto a una distribución equitativa de los ingresos está desacelerando la expansión de los sistemas de pago móviles en Europa central y occidental. Se trata de un mercado que generará en la región un volumen de transacciones de 22,7 millones de euros en 2017.
CIO

 

Según informa Networkworld España, el desarrollo gradual de este mercado ha estado impulsado principalmente por los proveedores de aplicaciones, para los que los pagos móviles son su negocio central. Sin embargo, tanto las instituciones financieras como los operadores encuentran en estos sistemas una manera de generar ingresos adicionales.

Un nuevo análisis de Frost & Sullivan, “Analysis of the Mobile Payments Markets in Central and Eastern Europe”, concluye que el valor de las transacciones de pago móviles en la región alcanzará un valor de 22,7 millones de euros a finales de 2017. En esta cifra se incluyen los segmentos de SMS Premium, Near Field Communications (NFC) y otros sistemas de pago.

“Los teléfonos móviles en Europa central y occidental se están convirtiendo gradualmente en puntos de información y educación, con un número creciente de aplicaciones”, afirma Edyta Kosowska, analista de Frost & Sullivan. “El comienzo del uso del teléfono móvil como monedero es solo cuestión de tiempo”.

Un nicho atractivo para bancos y operadores

El crecimiento del mercado de los pagos móviles necesita de la implicación proactiva de los operadores de redes móviles y la banca. En los países de Europa central y occidental, estos jugadores están cada vez más interesados en este mercado como un nicho atractivo que explotar. El mercado más avanzado es Hungría. 

“Para que los pagos móviles sean populares en la región se han de cumplir distintos criterios”, señala Kosowska. “Lo primero de todo, han de ser seguros y cómodos para el usuario final. Además han de demostrar un business case positivo para todos los agentes que intervienen en este mercado”.

El criterio de comodidad lo cumple satisfactoriamente la tecnología NFC, que se está desarrollando gradualmente en la región. El líder en este campo es Bulgaria, donde los proveedores de servicios están explotando su potencial en la parte de la sociedad no usuaria de la banca. También se están haciendo pruebas en República Checa, Hungría y Polonia.

Sin embargo, la limitada cooperación entre los operadores móviles y las instituciones financieras han dado como resultado un lento crecimiento de este mercado. Tampoco han hecho esfuerzos para mejorar la experiencia del usuario final.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información