| Noticias | 26 MAY 2006

España reduce la brecha digital con Europa

El estudio DigiWorld 2006, elaborado por la fundación Enter (Centro de Análisis de la Sociedad de la Información y las Telecomunicaciones), concluye que el crecimiento español del 8%, superior a la media europea, habría servido a nuestro país para acortar posiciones en SI respecto a nuestros vecinos comunitarios. No obstante, aún queda bastante que andar en áreas como la banda ancha fija y móvil.
Comunicaciones World
Este incremento habría sido posible gracias a la expansión de la banda ancha fija y el aumento de líneas y consumos en el móvil; el auge de la electrónica de consumo debido al salto de lo analógico a lo digital; y la recuperación de las inversiones en equipos, servicios y aplicaciones informáticos, tanto en empresas como en particulares. Estas pautas están en línea con las tendencias europeas y confirman la recuperación del sector.

DigiWorld 2006 destaca la consolidación hacia la convergencia de las telecomunicaciones, la informática y el ocio. Se trata de un entorno tan atractivo a nivel de negocio que todos los agentes están tratando de abrirse hueco bien con adquisiciones, alianzas o consolidaciones, o a través de incursiones en nuevos segmentos de negocio, incluso abandonando su, hasta ahora, actividad principal.

Se ha identificado además una tendencia hacia el afianzamiento de los operadores tradicionales en la provisión de acceso, mientras las soluciones informáticas pretenden adentrarse en el tráfico de voz y datos con soluciones que, en gran medida, escapan del control de los operadores de redes.

Banda ancha y telefonía móvil
Pese a haber dado un gran salto cuantitativo, España sigue lejos de la media europea en índices de penetración y uso de la sociedad de la información. A finales de 2005 se superaron los 5 millones de conexiones de banda ancha fija (1,6 millones más que en 2004), con claro predominio del ADSL. Por primera vez, los nuevos clientes de los operadores alternativos superaron ligeramente al de los contratados por Telefónica, como consecuencia, en gran medida, de la desagregación del bucle. Frente al impulso de la banda ancha fija, la móvil (3G/UMTS) no termina de despegar en el mercado español, con sólo un 4% de penetración frente a países líderes que tienen el 15%.

El mercado de la telefonía móvil alcanzó en 2005 una penetración del 95% con más de 42 millones de líneas activas. Esto ha forzado a una polarización de la estrategia comercial de los operadores hacia la fidelización de la base de clientes y la captación de los ajenos garantizando la portabilidad.

Entretenimiento
La banda ancha también está promoviendo grandes cambios en el segmento audiovisual hacia el consumo a la carta, incluidas las opciones en movilidad, y dejando a un lado la oferta cerrada. Los operadores de telecomunicaciones apostaron en 2005 por el triple play: la oferta combinada de voz, datos y ocio. Imagenio de Telefónica cuenta ya con más de 200.000 suscriptores y las ofertas de otros proveedores han comenzado a multiplicarse. El vídeo bajo demanda se vislumbra a corto plazo como uno de los ingredientes esenciales de la migración hacia modelos de consumo de TV personalizados.

2005 estuvo marcado por la aparición de la TDT y la ampliación de la oferta analógica de ámbito estatal (conversión de Canal + en Cuatro y nueva licencia a La Sexta), mientras el mercado de consumo estuvo dominado por la renovación de los dispositivos receptores y la venta de descodificadores. Por otra parte, señalar el salto hacia la tecnología digital en electrónica de consumo, tanto en televisores como en dispositivos de almacenamiento y reproducción de audio. Este segmento creció en 2005 en torno al 15%. Pese a ello, España sigue sin contar con una industria electrónica puntera a nivel internacional.

Regulación
A medio plazo, la evolución estará fuertemente marcada por las decisiones de los reguladores. En Estados Unidos ha cobrado especial vigor la disyuntiva en torno a la reglamentación o no de Internet, mientras que en Europa, 2006 estará protagonizado por el dilema de si revisar o mantener vigente las directivas de comunicaciones electrónicas y la televisión sin fronteras. También en este año continuará la discusión sobre las obligaciones de acceso a las nuevas redes de alta capacidad (velocidad) de los operadores tradicionales y su impacto en las inversiones y despliegue de nuevas infraestructuras avanzadas. En este sentido, el modelo de regulación estadounidense parece evolucionar hacia la no imposición de obligaciones en redes de nuevo despliegue y tecnología avanzada.

En cuanto a otros mercados, en 2005 ha comenzado a vislumbrase el potencial crecimiento de los mercados asiático y latinoamericano. Particularmente, China e India estarían ganando rápidamente posiciones como productores y suministradores de equipos y servicios para el mercado mundial.

www.enter.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información