| Noticias | 29 DIC 2008

Existe un déficit de profesionales eTIC, según un estudio presentado por la Fundación de Tecnologías de la Información

La Fundación de Tecnologías de la Información (FTI) ha presentado el estudio "Análisis de la oferta de Profesionales eTIC", realizado en colaboración con el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) y Fondo Social Europeo (FSE) y la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España (AETIC).
Natalia Mosquera

Este estudio aborda la primera parte del proyecto ADAPTA, que persigue realizar un análisis cuantitativo de la oferta de profesionales que salen de las instituciones educativas y de la demanda de los mismos por parte del sector económico relacionado con las Tecnologías de la Información, la comunicación y la electrónica.

En esta primera parte, el estudio se centra en la oferta de profesionales, para lo que realiza un amplio análisis del sistema formativo. La segunda fase del proyecto comprende el análisis cuantitativo de la demanda de los profesionales y será presentada el próximo año.

Una de las principales conclusiones del estudio es el déficit de profesionales eTIC, una situación que, según José María Vilà, presidente de FTI, se debe principalmente a “la quiebra de las vocaciones científico-tecnológicas entre los jóvenes que acceden a la universidad. En los últimos años se ha producido un descenso generalizado tanto de la matrícula universitaria en titulaciones eTIC como de matrículas en el bachiller científico-tecnológico”, señala.

En este sentido, el informe presta una atención especial al papel de la mujer en el sector eTIC. Así, destaca su escasa presencia en las carreras universitarias y profesionales de carácter científico y tecnológico. Su presencia en las titulaciones técnicas se reduce al 27%, mientras que en la Universidad es del 54%, y en particular, en las eTIC está en torno al 20%.

El estudio propone como soluciones a la actual situación, la formación a desempleados, la reconversión de profesionales mediante formación específica y la contratación de inmigración cualificada.

El estudio aboga además por la potenciación de la formación profesional y, en el caso de las eTIC, sobre todo, la de grado superior para dar respuesta a las cualificaciones requeridas en el sector. De hecho, el informe destaca el problema del déficit en la acreditación de la cualificación profesional, con más del 60% de la población activa que no está profesionalmente acreditada. La acreditación introduciría en el mundo profesional más transparencia y confianza. Pero para ello, tal y como recoge el informe, es necesario la implicación de las empresas del sector.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información