| Noticias | 03 DIC 2010

Google penalizará en sus resultados a las empresas más criticadas por los clientes

Google ha reconocido públicamente haber modificado su motor de búsqueda para conseguir identificar empresas que ofrecen un mal servicio a sus clientes, a fin de penalizar su posición en el ranking de resultados.
Network World

La idea de modificar el motor de búsqueda de Google surgió tras la reciente publicación en The New York Times de las tácticas utilizadas por el propietario de una tienda online de gafas y productos oftalmológicos, que aseguraba haber mejorado la posición de su negocio en los rankings de resultados gracias al elevado volumen de quejas publicadas en Internet por sus clientes insatisfechos. "He explotado esta oportunidad porque funciona. No importa donde mis clientes ponen comentarios negativos; eso me ayuda a rentabilizar mis inversiones. Por tanto, ¿por qué no utilizar esa negatividad a mi favor?", declaró al diario Vitaly Borker, fundador y propietario de DecorMyEyes.

“Esa táctica ya no funcionará más”, aseguró Amit Singhal, Geogle Fellow, el pasado miércoles en el blog de la compañía. El asombro y preocupación que la noticia despertó en Google movió a la compañía a tomar rápidamente medidas para solucionar el problema. Sin entrar en detalles, Singhal explica en el blog que se ha aplicado una solución a nivel de algoritmos capaz de identificar negocios que proporcionan una muy mala experiencia de usuario y, en consecuencia, de asignarles una posición más baja en los rankings. Según Singhal, se trata de una solución inicial que será mejorada en el futuro.  No obstante, el responsable de Google duda de que las ventajas conseguidas por DecorMyEyes en los rankings de resultados se deban a las quejas publicadas en Internet contra su servicio. En su opinión, obedecen  más bien a la ayuda que, irónicamente, le brindaban los artículos publicados online por medios respetables sobre los problemas de la compañía.
La situación creada con DecorMyEyes está empujando a Google a mejorar su sistema de búsqueda para que el ‘análisis de opiniones’ sea un factor de mayor peso en los rankings de resultados. Hasta ahora la compañía no ha encontrado el modo de conseguirlo sin afectar desproporcionadamente el ranking por temas o gente controvertida.
Para la firma de investigaciones de mercado Sterling Market Intelligence, el incidente demuestra que también Google es falible y que debe seguir ajustando sus resultados a medida que surgen nuevas circunstancias. Gracias a su gran popularidad entre los usuarios, Google domina el muy rentable mercado de publicidad online. El año pasado, la compañía tuvo unos ingresos de 23.600 millones de dólares, procedentes en su mayor parte de la publicidad insertada en las búsquedas.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información