| Noticias | 06 MAR 2006

Intel advierte que sus ingresos serán menores de lo esperado

Intel ha advertido que, debido a la creciente competencia en el mercado de procesadores, los ingresos correspondientes al primer trimestre de su ejercicio fiscal en curso serán menores de los inicialmente esperados.
CIO
La compañía estima que sus ingresos durante este período se situarán entre los 8.700 millones y los 9.100 millones de dólares, mientras que sólo dos meses antes, en enero, sus previsiones apuntaban una orquilla de entre 9.100 y 9.700 millones de dólares.

En un comunicado hecho público el pasado viernes, Intel asociaba el hecho de que sus ingresos queden sensiblemente por debajo de sus primeras estimaciones “principalmente a una demanda más débil de la esperada y a una ligera pérdida de cuota de mercado”.

Aunque la revisión a la baja de la cifra de ingresos del fabricante coincide ciertamente con un debilitamiento general del mercado de semiconductores, que ya había sido detectado por Citigroup, los analistas consideran que el problema en el caso de Intel se agrava por una serie de circunstancias de índole interna.

“Ahora mismo la situación favorece a AMD, su principal competidor. Hace año y medio que AMD viene incrementando su presencia en el mercado, aunque esta tendencia no haya sido claramente detectada hasta hace unos seis meses”, asegura Roger Kay, analista de Endpoint Technology Research Associates.

Una considerable cantidad de analistas de inversión ha empezado a advertir sobre la necesidad de ser precavidos respecto del negocio de Intel. La semana pasada, por ejemplo, la firma de inversión ThinkEquity Partners rebajaba la clasificación de Intel pasando de considerarla una empresa de la que era conveniente “acumular” acciones a aconsejar la “venta” de sus títulos. Según ThinkEquity, Intel tendrá que recortar sus precios dada la creciente competencia a la que debe hacer frente, especialmente en el mercado de servidores, donde AMD ha ganado terreno con sus chips de doble núcleo.


<b>AMD empuja con fuerza</b>
“Con Opteron, AMD tiene a su favor ventajas en precio, rendimiento y térmica. Estos procesadores suponen un logro tecnológico, mientras que Intel decidió apostar por tecnologías más simples que fueran más fáciles de implementar, lo que no parece haber sido un acierto”, según Kay.

En el pasado, AMD ha sido especialmente vulnerable al procesador Centrino para aplicaciones de notebooks de baja potencia. “Sin embargo, hoy AMD disfruta de un rendimiento líder en toda su línea de productos, desde Opteron hasta Athlon, y –más recientemente- Turion, orientada a máquinas de gama baja”.

Hace unos días, Intel tuvo que encajar un nuevo golpe cuando Lenovo Group comenzó a ofrecer a sus clientes la posibilidad de elegir entre chips Intel o AMD para sus nuevos equipos de sobremesa 3000 Series. Por el momento, los usuarios tradicionales de chips Intel, como Dell y Toshiba, han mantenido su resistencia a producir laptops y sobremesas con procesadores AMD, según Kay. Pero, Dell ha tenido ya que pagar su fidelidad perdiendo oportunidades, dado que un gran número de clientes ha optado por los laptops basados en chips de AMD de HP, Lenovo y Acer.

Se espera que Intel revele su estrategia para aumentar su competitividad tecnológica en el marco de la feria Intel Developer Forum, que tendrá lugar en San Francisco esta semana. Muchos prevén que anuncie un movimiento hacia la tecnología de procesamiento de 55 nanómetros y un cambio desde el procesamiento de núcleo dual al multinúcleo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información