| Noticias | 25 JUL 2007

Intel lleva a las interfaces de red de los servidores los últimos avances en el mundo del centro de datos

Intel ha presentado en la conferencia de usuarios Networkers de Cisco Systems un par de chips para tarjetas de red servidor o placas madre diseñados con el fin de trasladar a las conexiones de red los recientes avances logrados en el ámbito de los centros de datos, como son los sistemas multiprocesador, los procesadores multinúcleo y la virtualización.
Marta Cabanillas

Según Intel, estas nuevas y emergentes tecnologías están disparando la potencia de procesamiento de los centros de datos y ayudando a las empresas a sacar mayor provecho de los sistemas en los que han invertido. Sin embargo, las conexiones de red todavía no han alcanzado el mismo nivel de evolución, convirtiéndose en consecuencia en los cuellos de botella de los nuevos y cada vez más rápidos centros de datos.


Uno de los nuevos chips de la compañía, Intel 82598 10-Gigabit Ethernet Controller, estará listo para su producción en septiembre, mientras que el otro, Intel 82575EB Gigabit Ethernet Controller, está ya siendo suministrado a fabricantes de componentes y sistemas. Ambos incluyen soporte de colas múltiples, capacidades de virtualización, priorización de paquetes y nuevas funcionalidades de networking de almacenamiento para acabar con los cuellos de botella asociados al nivel de conexión a la red, según Sunil Ahluwalia, director de línea de producto en la división de acceso LAN de Intel.


Soporte multicola y virtualización

A modo de ejemplo para ilustrar la innovación introducida mediante estos chips, Ahluwalia explica que, hasta ahora, para gestionar la comunicación entre los servidores y el almacenamiento o la LAN, los chips de Intel básicamente tenían una única vía de salida y otra de entrada al sistema. Determinar qué paquete debía ir a cada procesador o núcleo, por ejemplo, era tarea de la CPU misma, y una tarea bastante considerable, que podía en ocasiones requerir la totalidad de su potencia de procesamiento.


Por el contrario, los nuevos chips crean múltiples colas e integran el software encargado de ordenar los paquetes en ellas. Con 32 colas de transmisión y 64 de recepción por puerto, el chip 10-Gigabit puede trasladar paquetes dentro y fuera de todos los procesadores y núcleos de los servidores, balanceando la carga y aprovechando así al máximo la potencia del equipo.


En lo que respeta al chip Gigabit Ethernet, soporta cuatro colas de transmisión y recepción por puerto. Utilizando el mismo software que el sistema de 10-Gigabit, puede también dar prioridad a determinados paquetes para garantizar que las funciones más importantes son realizadas con mayor rapidez sobre la red.


Además, en sus nuevos chips ha introducido la tecnología Virtual Machine Device Queues (VMDQ) para la asignación de paquetes a máquinas virtuales diferentes sobre un mismo servidor. No obstante, para que esta funcionalidad funcione, las tecnologías de los suministradores de software de virtualización del cliente deberán ser compatibles con VMDQ. En este sentido, actualmente Intel trabaja con VMWare, XenSource y Microsoft para que sus soluciones sean compatibles con VMDQ en septiembre.


Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información