| Noticias | 20 JUL 2010

La inversión TI tiende a dar mayor prioridad a la cloud por su escalabilidad

Cuando la agencia Deca Financial Services fue creada el año pasado, se planteo adoptar uno de dos modelos TI diferentes: comprar sus propios servidores y licencias software, contratando un administrador TI, todo ello con un coste total de en torno a los 700.000 dólares o recurrir a un proveedor cloud que resolviera sus necesidades, lo que le supondría unos 60.000 dólares el primer año.
Marta Cabanillas

James Hefty, director de operaciones de la organización, en un primer momento, pensó que optar por un proveedor cloud fuera una opción viable, dada las exigentes normas de conformidad que afectan a las compañías del sector financiero y a cuestiones como la auditoría de clientes.

Pero un proveedor, BlueLock se comprometió a cumplir todas las necesidades de seguridad de Deca Financial Services, así como los niveles de servicios y las capacidades de recuperación ante desastres que requiriera.

Según Brian Wolff, vicepresidente de ventas y cofundador de BlueLock, Deca ha adoptado servicios cloud, incluso aunque ha desplegado recursos dedicados, porque escalan bajo demanda, son virtuales, tolerantes a fallos y disponibles a través de Internet.

Como empresa nueva, Deca partía desde cero y no se veía condicionada por inversiones pasadas. Otras con mayor veteranía en el mercado probablemente no estarán dispuestas a realizar un gran cambio para apostar por los servicios cloud, pero están dedicando presupuestos a la contratación de servicios bajo demanda y de cloud, intentando reducir el gasto en capital, según los analistas.

El 70% del presupuesto se dedica a operación y mantenimiento
Actualmente los gestores TI destinan cerca del 70% de sus presupuestos de infraestructura a las operaciones y mantenimiento continuos, en perjuicio de la innovación. No obstante, un sondeo realizado por Forrester Research entre más de 2.600 compañías –desde pymes hasta grandes corporaciones- revela que los directores de TI se marcan como objetivo reducir el gasto en operaciones y soporte a un 50% del total presupuestado.

En cualquier caso, el 20% de presupuesto que quedaría liberado si lo consiguieran no se dedicaría a innovación, sino en la aplicación de elija capacidad para soportar el crecimiento del negocio. Y, según Robert Whiteley, analista de Forrester, las empresas incluyen cada vez más entre sus planes, por ejemplo, la compra de almacenamiento a un proveedor cloud capaz de escalar según sus necesidades.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información