| Noticias | 25 JUL 2007

La próxima versión de Ethernet funcionará a 40 y 100 Gbps

El grupo técnico que trabaja en la próxima generación de Ethernet ha acordado concentrar sus esfuerzos en el desarrollo de un único estándar que cubra tanto las velocidades de 40 Gbps como las de 100 Gbps. Esta es la primera ocasión en que un grupo de trabajo para estándares Ethernet acogerá dos velocidades bajo una misma norma.
Marta Cabanillas

El grupo, denominado Higher Speed Study Group (HSSG) y parte de IEEE, tomó la decisión la semana pasada durante un encuentro de sus miembros en San Francisco tras meses de debate entre los partidarios de hacer evolucionar la norma a uno u otro de estos anchos de banda. Si, como se espera, IEEE aprobara el acuerdo alcanzado antes de finalizar el año, el estándar podría estar listo a mediados de 2010, según John D´Ambrosia, presidente de HSSG.

Ethernet ha evolucionado varias veces multiplicando su velocidad por múltiplos de diez. Así, de los 10 Mbps de la norma original (Ethernet) pasó a los 100 Mbps (Fast Ethernet), y de ahí a 1 Gbps (Gigabit Ethernet) y a 10 Gbps (10 Gigabit Ethernet o 10 GbE), la versión de mayor velocidad actualmente existente. Algunos miembros de HSSG apoyaban la idea de dar un salto similar en esta ocasión, y, de hecho, el plan de desarrollar un estándar para 100 Gbps parecía haber ganado la batalla a finales de 2006. Pero otros miembros seguían defendiendo la conveniencia de una norma a 40 Gbps.

En el corazón de la disputa se encontraba el diferente punto de vista que introducen los dos distintos ámbitos donde una Ethernet de mayor velocidad se hace necesaria con creciente urgencia, según D´Ambrosia. La necesidad de una mayor velocidad aumenta en todos los entornos, pero a ritmos distintos. Así, mientras que la salida de datos de los servidores se duplica cada 24 meses, la cantidad de tráfico sobre las redes de los operadores lo hace cada 18, según explica D´Ambrosia.

Dos perspectivas diferentes
Los miembros del grupo de estandarización más interesados en aumentar la rapidez de las aplicaciones servidor-a -switch respaldaban la propuesta de 40 Gbps, mientras que aquellos para los que veían el asunto desde la perspectiva de la agregación de red y las troncales –el punto de vista típico de los operadores- defendían la necesidad de una Ethernet a 100 Gbps. No obstante, esta alternativa tenía la desventaja de que, a mayor velocidad, mayor coste y consumo energético del equipamiento capaz de soportarla; por tanto, resultaba difícil de justificar para aquellas aplicaciones donde no era necesario tal ancho de banda.

Finalmente, se ha logrado el consenso alrededor de un estándar que será conocido como IEEE 802.3ba y que incluirá especificaciones para ambas velocidades. Cada una de ellas ofrecerá una selección de interfaces físicas. Existirán especificaciones para enlaces de 40 Gbps a hasta un metro de distancia para los backplanes de los switches, 10 metros para cable de cobre y 100 metros para fibra multimodo. En el caso de la especificación a 100 Gbps, se estandarizarán enlaces de cobre a 100 metros, de fibra multimodo a 10 metros y de fibra monomodo sobre distancias de 10 y 40 kilómetros. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información