| Noticias | 07 JUL 2009

Las empresas deberían invertir más en recuperación ante desastres

Aunque a nivel TI, las empresas están invirtiendo más en recuperación ante desastres, éstas siguen siendo vulnerables en los entornos virtuales y de pruebas de contingencia. Esa es la principal conclusión que se extrae del quinto estudio anual sobre Recuperación ante Desastres de Symantec, según el cual, no cabe esperar un aumento de los presupuestos asignados a esta labor en los próximos años.
Hilda Gómez

El estudio de Symantec, para el que se han encuestado a un total de 50 organizaciones en España, demuestra que las presiones en torno a la recuperación ante desastres han aumentado debido a los elevados costes del tiempo de inactividad. No en vano, según los encuestados, las pérdidas ocasionadas el pasado año al no implementar o ejecutar planes de contingencia sólo por apagones alcanzaron los 475.000 dólares. En este sentido, las empresas sostienen unos requisitos de nivel de servicio más exigentes con el fin de mitigar los riesgos del negocio. Además, existe una mayor implicación de todos los directivos de la organización en esta tarea. En cualquier caso, y a pesar de que los presupuestos asignados a la recuperación ante desastres son más elevados este año, no es probable que aumenten en años sucesivos, con lo que a los profesionales de TI se les exigirá hacer más con los mismos o menos recursos.

Respecto a las tecnologías de la organización cubiertas por los planes de recuperación, los servidores de bases de datos y los servidores web son los más protegidos, en un 70 y un 68 por ciento de los casos, seguido por las aplicaciones corporativas, con un 62 por ciento. El estudio muestra asimismo que, entre los desastres más frecuentes sufridos por las organizaciones destacan los fallos de los sistemas informáticos (tanto hardware como software), con un 74 por ciento de las respuestas, seguido por las amenazas informáticas (con un 64 por ciento) y los problemas de gestión TI (con un 56 por ciento). Además, la principal consecuencia que más preocupa a la organización es la pérdida de datos, en un 52 por ciento de los casos, junto con el daño en la lealtad de los clientes y la pérdida de productividad.

La encuesta también revela que los tiempos de recuperación se han reducido notablemente, siendo de hasta cuatro horas para operar al cien por cien, y de dos horas para las operaciones básicas. A pesar de ello, las pruebas reales de recuperación ante desastres y los entornos virtuales siguen siendo uno de los mayores retos para las empresas. Así, por un lado, el 40 por ciento de los encuestados asegura poner a prueba las planificaciones de recuperación de desastres cada seis meses, si bien, el porcentaje de pruebas que no restauraron adecuadamente el servicio asciende al 40 por ciento, en la mayoría de los casos debido a fallos en la tecnología, en las personas o en los procesos.

Por otro lado, en muchos de los planes no se incluyen los entornos virtuales, ya que, en el 68 por ciento de los casos se emplean las mismas herramientas que en entornos físicos, aludiendo a la falta de tecnología eficiente.

A la vista de los resultados, Symantec recomienda implementar herramientas de automatización que minimicen la intervención humana y disminuyan los tiempos de inactividad; aplicar métodos de prueba de los planes de recuperación que no impacten en el servicio; incluir los entornos virtuales en la recuperación ante desastres e implicar a los responsables de la parte de virtualización en este área, especialmente en iniciativas de respaldo y pruebas de contingencia. Para ello propone herramientas entre las que figuran Veritas Cluster Server y Veritas Netback for ESX.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información