| Artículos | 15 SEP 2010

Las fusiones de las cajas, todo un reto para el responsable de sistemas

Culminar un proceso de integración tecnológica cuesta de media un 40% más de lo inicialmente presupuestado, según Everis
Fernando Muñoz y Esther Macías.
La concentración del sistema financiero está impactando con fuerza en el mapa de los sistemas y servicios de TI. Por eso, en este momento, la figura del CIO cobra especial importancia debido a que los procesos, las aplicaciones informáticas y las infraestructuras de TI de cada una de las entidades fusionadas o absorbidas deben ser examinadas y evaluadas para crear un modelo global que contenga lo mejor de cada una de ellas.

Aunque el baile de acuerdos y uniones de cajas de ahorros no ha hecho más que empezar, nadie duda de que el anuncio de operaciones seguirá multiplicándose en los próximos meses. Según el estudio ‘Banca Española 2012’ realizado por IBM, el 80% de los directores de sistemas encuestados opina que su organización pasará por un proceso de fusión en los próximos dos años. Jordi Cardona, CEO y socio director de Atmira, asegura que este panorama de concentración del sistema financiero “genera un desafío único para los sistemas de información de las entidades, los cuales deben poseer el conocimiento y la capacidad de gestionar de forma ágil y eficiente la integración de los sistemas de las entidades que se reorganizan, teniendo controlados o previstos los riesgos de transacción o los riesgos que una operación de fusión o adquisición conllevan”. Para Cardona, un proceso de fusión y adquisición es exitoso o no “en función de si se ha conseguido desarrollar con éxito el proyecto de integración tecnológica”. Ahora bien, José Ignacio Atance, manager de Cumbria FSC, avisa que en estas operaciones “los departamentos de TI no deben asumir un protagonismo excesivo o innecesario, o aprovechar la ocasión para colar aquel proyecto en que tenían tanto interés y que fue denegado por la dirección general año pasado”.
Para Ismael Fernández de la Mata, managing vicepresident de Hitachi Consulting Iberia, los departamentos de TI de las entidades financieras deben afrontar los procesos de fusión con mucho pragmatismo. “Se han acabado los grandes procesos inversores en TI en el sector financiero, al menos durante los próximos dos o tres años. Hay que gestionar con recursos escasos”. El directivo asegura que la velocidad en la integración es clave ya que de no ser así “habrá problemas de gestión del negocio al no disponer de información integrada y, de ahí, problemas de costes”.

Parámetros de elección
Uno de los principales retos en un proceso de consolidación pasa por la elección de los sistemas que mejor se adecuen a las necesidades de la nueva entidad resultante. Para definir los parámetros de selección de la plataforma TI, Fernández de la Mata señala que “el proceso de consolidación de entidades financieras en España, en especial de cajas de ahorro, viene como consecuencia de los problemas, en primer lugar, de liquidez y, luego, de solvencia a medio plazo de muchas de estas entidades, de ahí la inyección del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria)”. Por este motivo no es de extrañar que, según el directivo, el primer parámetro de elección de sistemas deba ser el coste tanto de la integración de sistemas como el recurrente de evolución y mantenimiento posterior. Otro factor a considerar, según Fernández de la Mata, es el aprovechamiento de los activos existentes como son el software de aplicación, el capital intelectual y la infraestructura tecnológica. Según el directivo, “parámetros tradicionalmente importantes como cobertura funcional; flexibilidad y capacidad de respuesta ante requerimientos del negocio, no hay que engañarse, dependen más de la capacidad de inversión que de las bondades de los sistemas de información. Factores técnicos como son la disponibilidad, la escalabilidad y el rendimiento se dan por descontado”.
Carlos Moradell, director general de Rural Servicios Informáticos, empresa del Grupo Caja Rural responsable de la definición e implantación de la estrategia común en el tratamiento automatizado de la información de las cajas rurales, es un experto en la integración de entidades financieras. Asegura que “la tecnología que se queda no es siempre la mejor, sino la que disponga la caja que tenga mayor poder político o económico”. Por su parte, Juan José García, jefe de informática de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), asegura que “no existe una fórmula mágica que determine qué sistema debe considerarse como el mejor, ni tampoco creo que haya que elegir el más extendido, ni el más complejo de cambiar, porque al final el proyecto de migración se hace una única vez para quedarte finalmente con un sistema a mantener durante muchos años, y por lo tanto aspectos tales como la complejidad de la migración no deben ser determinantes a la hora de elegir la plataforma de futuro”. Eso sí, lo cierto es que, como vaticina Moradell, estos procesos de fusiones traerán consigo muchísimos profesionales de TI en paro o que tengan que aprender nuevas labores, si tienen la suerte de ser colocados en otro departamento de la entidad dominante en la fusión.

Problemas de integración
Pero, ¿cuáles son los principales obstáculos tecnológicos que deben superar las entidades financieras para salir airosas de estos procesos de fusión? José Manuel Pérez, socio de Everis, asegura que “el principal obstáculo no es tecnológico, sino organizacional. Los procesos de integración conllevan muchas dificultades técnicas, pero al final todas son resolubles de alguna manera. Lo importante es que todas las áreas estén alineadas con TI y sean conscientes de que van a tener impactos durante al menos dos años. El área de tecnología no puede perder la confianza del resto de la organización, y por ello la planificación debe ser realista”. Según datos aportados por Everis, culminar un proceso de integración tecnológica cuesta de media un 40% más de lo inicialmente presupuestado. Por su parte, Patrick Adiba, CEO de Iberia, Olympics & Major Events de Atos Origin, señala que la principal barrera en un proceso de consolidación está en evitar que “las consideraciones personales, políticas o de poder puedan llevar a tomar decisiones que en el futuro haya que lamentar o a retrasar inversiones que pueden resultar decisivas en el nuevo tablero de juego global postcrisis”. Si entramos en el detalle de la tipología de plataforma de TI de las entidades, Mario Yáñez, director de soluciones financieras de Tecnocom, señala que “el sector financiero español ha sido muy proclive al desarrollo de aplicaciones a medida. No existe una arquitectura común de aplicaciones”. Otro de los retos, según el directivo, es la integración de la multicanalidad. “Todavía hoy los procesos de negocio no contemplan los canales y que estos colaboren entre sí”. Por su parte, Ricardo Cruz-Estadao, vicepresidente de Servicios Financieros de Capgemini, apunta como uno de los obstáculos más importantes la complejidad de los sistemas legacy, “que en muchos casos están realizados de forma ad hoc a las necesidades de cada entidad, y que exigen un cuidadoso proceso de integración y control”. A juicio del directivo, la importancia de los aspectos tecnológicos en un proceso de f

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información