| Noticias | 18 JUL 2006

Las industrias de GSM y WiMax, enfrentadas por la política europea sobre el espectro

La GSM Association ha urgido a la Comisión Europea a no levantar las actuales restricciones que reservan a tecnologías específicas bandas de espectro particulares, tomando partido en la batalla que enfrenta a la industria celular con el mercado WiMax.
CIO
A finales de junio, la Comisión volvió a discutir su propuesta de una nueva política que permitiría a los operadores que hayan ganado derechos de uso de espectro construir sus redes utilizando cualquier tecnología que elijan. Se trata de un tema controvertido dado que, por una parte, y según sus defensores, esta postura ha fomentado la innovación en Estados Unidos, pero la contraria, menos liberar, ha funcionado históricamente con éxito en Europa.

GSM Association ha manifestado una especial preocupación por el efecto que la nueva política, que asume como propios los principios estadounidenses, podría tener sobre la banda de los 2,5 GHz en Europa. Esta porción de espectro ha sido designada en la mayoría de los países de nuestro continente como una banda de ampliación 3G, inicialmente reservada para permitir el soporte futuro de más servicios móviles de tercera generación.

Un cambio de política podría contribuir a una mayor fragmentación del mercado y a un aumento de los precios del equipamiento, debido a que se despojaría a los suministradores de la posibilidad de estandarizar sus productos sobre un mismo espectro para todo el mundo, según los portavoces de la Asociación. En su opinión, la banda de 2,5 GHz debería permanecer reservada para los operadores 3G a fin de garantizar que los nuevos servicios que empiezan a vislumbrarse, como el vídeo móvil, podrán alcanzar su pleno potencial.

Sin embargo, un espectro similar es utilizado en Estados Unidos para otros servicios inalámbricos de banda ancha, como WiMax. Es precisamente la industria asociada a esta tecnología la que ha estado ejerciendo todo su poder con el propósito de conseguir utilizar esa misma banda en Europa para redes similares.

?Nos hemos adherido a un enfoque agnóstico respecto de la tecnología porque consideramos que permite a los operadores tomar sus propias decisiones?, ha declarado McKinnon, responsable de WiMax de Motorola para Europa, Oriente Medio y África. No obstante, McKinnon también ha subrayado que la Comisión Europea debe manejar con mucho cuidado el asunto para garantizar que si diferentes tecnologías se utilizan sobre una misma banda, no interferirán entre sí.

La Comisión decidirá antes de finalizar el año
Se espera que la Comisión tome una decisión sobre la propuesta de cambio de política antes de final el año. Aunque inicialmente los estados miembros de la UE estaban divididos en sus opiniones al respecto, ahora la mayoría se muestra favorable a apoyar el cambio, según McKinnon.

Los partidarios de continuar como hasta ahora, subrayan que la vinculación de cada tecnología a un espectro determinado es uno de los motivos de que el mercado celular haya madurado más rápidamente en Europa que en Estados Unidos. En las comunicaciones móviles de segunda generación, se ha exigido a los operadores utilizar tecnologías basadas en el estándar GSM, lo que ha permitido la suficiente homogeneidad para facilitar la itinerancia entre fronteras y ha reducido el coste del equipamiento al hacer posible el beneficio asociado a las economías de escala. Esta línea de argumentación considera que el hecho de que los operadores estadounidenses hayan podido elegir diferentes tecnologías, a veces, incluso no interoperativas entre sí, ha contribuido a hacer más lento el desarrollo del mercado celular en Estados Unidos. Sin embargo, muchos consideran indican que la política liberal respecto al espectro ha facilitado el desarrollo en aquel país de CDMA, una innovación tecnológica que ha contribuido al actual estándar 3G europeo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información