| Noticias | 23 ENE 2009

Más de 100 megas de spam mensuales en el buzón de correo

2008 fue uno de los más "fructíferos" en spam. La firma de seguridad del correo Antispameurope contabilizó un total de 111 megas de correo no deseado al mes en el pasado año. Los niveles no mejorarán en 2009 y el spam será más difícil de detectar.
Arancha Asenjo

El spam que se reciba en 2009 será de difícil detección. Así lo auguran desde antispameurope, una empresa especializada en la gestión de la seguridad del correo electrónico, después de detectar una mayor profesionalización de los spammers en los últimos meses de 2008, a la luz del comportamiento del correo basura a lo largo de los 12 meses del último año.

Enero de 2008 empezó con un fuerte incremento del spam, llegando en junio a 400 correos basura recibidos por 1 bueno. También en verano, las cotas de correo no deseado se mantuvieron muy altas. El gran descenso se produjo a partir de noviembre, tras el cierre del ISP norteamericano McColo.

Tras este bajón, los spammers trataron de remontar los botnets perdidos con la interrupción de McColo e iniciaron una dura campaña en noviembre y diciembre. Pese a sus esfuerzos, los dos últimos meses del año no se consiguieron recuperar esos niveles: en noviembre se recibieron 211 correos basura por buzón y 208 en diciembre. No obstante, estos datos suponen el doble de los registrados en el año 2007. Respecto al tráfico generado por este tipo de mensajes basura, en diciembre antispameurope asegura haber protegido a sus usuarios de más de 18.000 correos no deseados de media por cada usuario, unos 600 correos spam recibidos al día. La media de peso de cada uno de estos correos no deseados es de 6 KB, contabilizando la firma de seguridad una transferencia de 111 MB por usuarios al mes: unos 5,5 GB para una organización de 50 usuarios.

En este 2009, se registrará nuevamente una fuerte subida y nuevos récords de spam recibidos como el de junio de 2008. antispameurope alerta de que los spammers adoptarán estrategias de marketing directo y spam personalizado. En Internet circula una gran cantidad de información personal, por lo que, conectar esta información con las direcciones de email es bastante sencillo. En un espacio corto de tiempo, los spammers utilizarán esta información para crear mensajes no deseados, con un componente altamente personal, que hará que sea muy difícil distinguirlos del correo normal.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información