| Noticias | 19 DIC 2007

Más de la mitad de trabajadores han enviado datos críticos a través del correo electrónico

El informe presentado por Sophos revela el temor de las compañías respecto a al fuga de información en el envío de emails.
Jesús Lastra
El 70% de las empresas están preocupadas sobre que información sensible caiga en las manos equivocadas como resultado de posible fuga de datos a través del correo electrónico, según los datos de un estudio elaborado por Sophos. 

Este estudio también revela que más del 50% de los empleados admite haber enviado accidentalmente un correo electrónico embarazoso o con datos críticos a la persona equivocada desde su puesto de trabajo, demostrando que la fuga de información a través de este medio, es verdaderamente preocupante. 

“Cada vez son más las empresas que interactúan vía correo electrónico del propio puesto de trabajo, el riesgo de equivocarse sin verificar dos veces los destinatarios crece” afirma Martín Carvallo, Business Development Manager para el Sur de Europa de Sophos. “El hecho de que más de la mitad de empleados admitan que se equivocan al enviar correos electrónicos muestra que el factor del error humano es muy significativo como para ignorarlo. Las empresas deberían comprobar que las soluciones de seguridad de sus correos electrónicos tienen la capacidad de prevenir este tipo de eventos identificando cuándo un correo contiene datos críticos o archivos adjuntos sensibles, y si no tienen dicha capacidad, las compañías deberían considerar una alternativa de seguridad más hermética”. 

Para eliminar el riesgo de fuga de información, Sophos recomienda que las compañías instalen una solución de seguridad para el correo electrónico que pueda escanear los mensajes con palabras clave o datos críticos, y el uso de cifrado para asegurar que todos los correos electrónicos corporativos se envían con la seguridad apropiada. Además, un appliance efectivo identificará y bloqueará archivos adjuntos confidenciales, incluyendo aquellos que han tenido sus tipos de archivo alterado por el remitente. Esto evitará que un correo electrónico se pierda o haya filtración de datos por intenciones maliciosas. 

“La gran mayoría de filtración de datos a través del correo electrónico es por accidente, por lo que las compañías que instalan una solución sólida así como políticas de seguridad en la compañía, y aquello que eduquen a los empleados en la responsabilidad del uso del correo electrónico, mitigarán los riesgo y reducirán drásticamente la posibilidad de pérdida de datos”, afirma Martín Carvallo.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información