| Artículos | 14 ABR 2008

Mejorando el consumo energético del data center: Experiencia de Network World

CIO

Día a día aumenta la conciencia humana sobre la necesidad de cuidar nuestro planeta, y, ya sea éste el motivo o más bien la reducción de costes por gasto de electricidad, también aumenta la cantidad de empresas de cualquier tamaño interesadas en optimizar el consumo energético de sus centros de datos. 

Los potenciales ahorros derivados de un consumo más eficiente pueden resultar críticos. Gartner estima que en 2008 el 48% de los presupuestos TI serán consumidos en el pago de las facturas de consumo eléctrico. Se trata de un porcentaje astronómico. Por su parte, la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA- Environmental Protection Agency) dibujó el pasado agosto un panorama desolador y advirtió que si las tendencias de eficiencia energética continúan al ritmo actual, el consumo de energía de los data centers en el país se habrá multiplicado por dos en el año 2011.

En este contexto, prácticamente la totalidad de suministradores TI recogen ya en sus discursos de marketing el decidido compromiso con lo que ha dado en llamarse “TI verdes”. Sin embargo, suelen escasear datos concretos sobre ahorros y experiencias concretas.

A continuación se muestran las diez técnicas que Network World –medio del grupo IDG Communications- ha aplicado en Estados Unidos para mejorar la infraestructura de su propio data center, un proyecto llevado a cabo en estrecha colaboración con la compañía NetApp y con el proveedor de servicios local del grupo. Seguramente muchos se sentirán gratamente sorprendidos al comprobar que en muchos casos se trata de medidas sencillas, asequibles y fáciles de implementar.

Gracias a las mejoras realizadas en el centro de datos principal de Network World en Sunnyvale (California), el grupo ha conseguido los ahorros energéticos que EPA marca como objetivo para los centros de datos de 2011. Y lo mismo puede decirse de algunas de las instalaciones de la organización en Research Triangle Park (Carolina del Norte).

Estos son los diez consejos de Network World para conseguir las mismas eficiencias, así como algunos de los beneficios cuantificables conseguidos por el grupo mediante su aplicación:

1)      Medir para controlar
Que no se puede controlar lo que no se puede medir es una vieja máxima de la eficiencia operacional, válida, por supuesto, también para la eficiencia energética de los centros de datos. Cualquier intento de reducir las ineficiencias energéticas del data center habrán, por tanto, de empezar siempre por la realización de unas medidas básicas. Si una empresa no sabe dónde está yendo a parar su potencia, le resultará imposible saber dónde concentrar su atención y sus esfuerzos. Para medir el consumo de su centro de datos, Network World clasificó tal consumo en las siguientes categorías: Sistemas TI, UPS, Refrigeración (chillers) y Alumbrado.

2)      Virtualizar y consolidar sistemas TI
EPA estima que hasta el 50% de todo el consumo de potencia de los centros de datos se destina a servidores y almacenamiento, lo que lógicamente convierte a estos sistemas en blancos prioritarios de cualquier iniciativa para el ahorro de energía. Y precisamente una tendencia especialmente candente en estos momentos, la virtualización de servidores, constituye también una estrategia efectiva para el ahorro en espacio, potencia y refrigeración.

Para conseguir todos los beneficios de la virtualización servidor, se requiere una infraestructura de almacenamiento en red capaz de suministrar los recursos como servicios comunes. Además los mismos ahorros que se derivan de la virtualización servidor pueden obtenerse de la virtualización de almacenamiento; por ejemplo, menos sistemas de almacenamiento de mayor tamaño ofrecen más capacidad y mejores tasas de utilización, lo que significará también menos necesidades de espacio, consumo de potencia y refrigeración.

Mediante la implementación de virtualización de servidores y almacenamiento, se migrará sin duda a un modelo de almacenamiento más energéticamente eficiente. En el caso de Network World, se reemplazaron 50 sistemas de almacenamiento antiguos por diez de los últimos disponibles en el mercado y se consiguieron los siguientes beneficios:

-El espacio ocupado por sus sistemas de almacenamiento pasó de 25 racks a 6 racks.

-Sus requerimientos de potencia bajaron de 329 KW a 69 KW.

-Sus necesidades de capacidad de aire acondicionado disminuyeron en 94 toneladas anuales.

-Los costes de electricidad para alimentar tales sistemas se redujeron en 60.000 dólares anuales.

3)      Gestionar los datos: eliminar la información duplicada o inútil
Durante la fase de planificación del proyecto de virtualización de su almacenamiento, Network World llevó a cabo una auditoría de sus datos y descubrió que el 50% de la información almacenada podía eliminarse sin impacto alguno sobre el negocio.

La primera medida a tomar si se desea evitar el crecimiento descontrolado de los datos consiste en impedir la proliferación de datos antes de que empiece. El volumen medio de disco empresarial contiene potencialmente millones de objetos de datos duplicados. Y, a medida que tales objetos son modificados, distribuidos, vueltos a duplicar en procesos de backup y archivados, los objetos de datos duplicados vuelven a almacenarse repetidamente.

Network World utilizó diferentes enfoques –incluidos la deduplicación, la "clonación" y el aprovisionamiento ligero (thin provisioning)- para la consecución de un mismo objetivo: reducir los datos innecesarios.

Imprimir Subir

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información