| Noticias | 12 AGO 2009

Microsoft cambiará la instalación por defecto del navegador

Microsoft sigue a vueltas con la instalación de Internet Explorer 8 por defecto. Tras confirmar que no habrá versiones europeas de Windows 7 sin Explorer, ahora la compañía de Redmond ha tenido que defenderse ante los tribunales estadounidenses y prometer que variará el proceso de instalación por defecto de su navegador a partir de esta misma semana.
Arancha Asenjo

En respuesta a las quejas sobre cómo está diseñado Internet Explorer 8 para instaurarse como navegador por defecto durante algunas instalaciones, por ejemplo en el modo Express, Microsoft ha decidido variar el proceso, según una nota sobre resolución del cumplimiento antimonopolio emitida el pasado viernes por la compañía a raíz de un informe del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

En mayo, Mozilla y Opera se quejaron de que Microsoft estaba cambiando, calladamente, el navegador por defecto a IE 8 cuando se actualizaba mediante el servicio Windows Update. “Usar el canal Windows Update para actualizar el navegador y cambiarlo por IE, desestimando la elección del usuario, es un claro ejemplo de cómo Microsoft utiliza su posición de monopolio para dañar la competencia en determinados productos”, sentenciaba Mitchell Baker, presidenta de Mozilla, en aquel entonces.

El Departamento de Justicia estadounidense (DOJ) decretaba en su informe sobre antimonopolio que las opciones que se presentaban a los usuarios eran “poco claras” y que “la opción Express es la más seleccionada por los usuarios poco sofisticados, quienes perderán entonces su anterior elección de un navegador por defecto que no sea el de Microsoft”. “Incluso aunque fuera posible para el usuario volver al navegador por defecto original, somos conscientes de que el proceso Express es confuso, especialmente para los usuarios poco avanzados”, continúa el escrito.

A partir de ahora, en lugar de que el proceso Express vuelva a poner IE como navegador por defecto, la instalación lanzará una pantalla que ofrece “al usuario una clara opción con respecto a la configuración del navegador por defecto”, explica la nota de la compañía.

El texto del DOJ también aborda la queja sobre problemas con la documentación técnica de los protocolos de comunicación que en noviembre de 2002 se pidió a Microsoft que compartiera como parte de un juicio antimonopolio en el Distrito de Columbia. Los abogados de los 19 estados que se unieron al DOJ en el caso anti-trust se han quejado de los errores en la documentación técnica. El número de faltas ha hecho, precisamente, que el proceso antimonopolio se haya prolongado.

No obstante, en el informe de progreso publicado el viernes por el Departamento de Justicia, los demandantes en el caso reconocen estar viendo signos positivos respecto al ritmo de resolución de esos fallos por parte de Microsoft.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información