| Noticias | 11 SEP 2007

Muchos directores de TI ven la tecnología ecológica como una obligación moral

Un reciente estudio de IDC basado en entrevistas realizadas a directores de TI de 854 organizaciones revela que un 27,4% considera importante entender la actitud de sus proveedores con respecto al medio ambiente.
Marta Cabanillas

No obstante, todavía el 30% estima un punto de importancia menor a la hora de optar por una tecnología el nivel de compromiso de los suministradores con el desarrollo de unas TI ecológicas.

La encuesta de IDC también revela que el 28,6% de los directores de TI entienden la apuesta por la tecnología “verde” como una “obligación moral”, mientras que un 23,8% siente que se trata más de una responsabilidad de sus proveedores tecnológicos. El 12,2% de las empresas entrevistadas la considera incluso una ventaja competitiva, que debe ser incluida en los programas de responsabilidad social de sus organizaciones.

De hecho, según Martin Hingley, director de investigación de IDC EMEA, los modelos tradicionales de coste de propiedad experimentarán cambios importantes durante los próximos años, a medida que las preocupaciones medioambientales vayan escalando puestos en las agendas corporativas.

Hacia ciclos de vida más largos
Típicamente la industria tecnológica se ha caracterizado por sus cortos ciclos de vida de producto especialmente. El hecho de que la densidad de los transistores se duplique aproximadamente cada 18 meses sin que ello eleve su coste ha llevado a la rápida obsolescencia de los productos, que quedan anticuados en pocos años.

Algo similar ocurre en los sistemas de almacenamiento, los cuales dejan de ser financieramente viables una vez transcurridos cinco años, dado que los costes de operación empiezan a superar la eficiencia en costes de comprar nuevos sistemas.

A raíz del aumento de la conciencia ecológica en el mercado de TI, no obstante, tanto los directivos como los suministradores se verán presionados para aumentar tales ciclos de vida, en el marco de un esfuerzo general por reducir la emisión de carbono durante los procesos de fabricación.

Muchos suministradores intentan presentarse a sí mismos como parte de la solución, desarrollando tecnologías más ecológicas, en lugar de como parte del problema. Pero Hingley advierte que las soluciones “verdes”, como las que reducen el consumo energético, llevarán también a un aumento del coste de los productos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información