| Noticias | 19 JUL 2007

Nace la primera tecnología en España de pagos sin contacto

Tags: Actualidad
Visa payWave es una iniciativa conjunta de Visa Europe y la Caixa con la que se pueden efectuar transferencias económicas de bajo importe con sólo acercar la tarjeta durante un segundo a un lector.
Jesús Lastra

Visa Europe y la Caixa han presentado la primera iniciativa de pago sin contacto en España, bajo el nombre de Visa payWave, que surge como la nueva tecnología sin contacto que Visa dio a conocer en Roma el pasado mes de abril. 

Esta experiencia, que permite agilizar y facilitar las transacciones con tarjetas en compras pequeñas y habituales, tiene el objetivo de hacer desaparecer el efectivo en este tipo de intercambios económicos, ya que para realizar la adquisición basta con acercar la tarjeta al terminal de lectura sin necesidad de insertarlo o pasarlo por una ranura especial.

De este modo, esta solución utiliza una aplicación Visa Smart Debit and Credit estándar en una tarjeta chip EMV con interfaz dual, lo que permite realizar pagos con y sin contacto. Mediante el uso de la especificación de Radio Frecuencia existente ISO 14443, la tarjeta se comunica con el terminal punto de venta (TPV) que tiene conectado el lector sin contacto. 

“Nuestro objetivo es obtener mayor crecimiento a la vez que nos posicionamos en nuevos entornos de negocio. Para ello apostamos por un medio de pago cómodo, rápido y seguro para eliminar el dinero en efectivo para transacciones económicas de bajo coste”, explica Luís García, director general de Visa Europe en España. 

Debido a la rapidez del mecanismo, éste va dirigido a comercios y servicios con un alto nivel de operaciones como los restaurantes de comida rápida, las tiendas 24 horas o los sistemas de transporte público, que procesan un gran número de transacciones de bajo importe. 

Respecto a la seguridad de la tarjeta, la entidad financiera puede personalizarla de modo que permita el pago sin contacto offline para transacciones que no superen los 15 euros y siempre que el total de esas operaciones no supere los 50 euros. Una vez que se llega a ese limite, la tarjeta sólo funcionará en entornos con contacto en los que sea necesario introducir el PIN, momento a partir del cual el emisor autentifica la identidad del titular y restaura la operatividad sin contacto de la tarjeta. 

Esto supone que si la tarjeta se pierde, es sustraída o el titular excede su límite preautorizado para realizar pagos offline, el riesgo para la entidad emisora procedente de un posible uso fraudulento se mantiene a un nivel aceptable. No obstante, se espera que los costes continúen disminuyendo a medida que la implantación de esta tecnología aumente, hecho que se prevé para dentro de dos años.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información