| Noticias | 03 JUL 2007

Pekín destaca como primera ciudad por generación de malware, según Network Box

China se consolida cada vez más como plataforma de lanzamiento principal del software malicioso y el spam. En junio, el 40% del malware a nivel mundial tuvo su origen en Pekín casi el doble que en mayo, según Simon Heron, director del suministrador de seguridad Network Box. Madrid ocupa la tercera posición.
Marta Cabanillas
Así, la ciudad de Pekín continúa ocupando la posición número uno en cuanto a generación de malware, seguida de la australiana Wattleup, con un 3,7%. Madrid, como se ha dicho, es el tercer mayor centro de generación de software malicioso, con un 2,5% del total.

Según Network Box, el progresivo aumento de los usuarios online en China representa una buena oportunidad para los atacantes debido al elevado número de ordenadores desplegados en el país utilizando software pirata sin parches de seguridad actualizados, lo que los convierte en blancos especialmente fáciles de los ataques dirigidos desde cualquier lugar del mundo.

Una vez comprometidos, tales ordenadores, siguen a menudo difuminando las infecciones automáticamente, a menudo sin que ni siquiera el usuario sea consciente de ello, y se convierten así a su vez en generadores de malware y spam.

Network Box calcula los porcentajes de participación en malware a partir de los logs de eventos transmitidos por alrededor de 700 clientes que utilizan sus dispositivos de seguridad, que ofrecen capacidades de firewall, antispam, antivirus, antiphishing y filtrado de contenidos. En total, la compañía recopila alrededor de 4 millones de muestras de software malicioso al día.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información