| Artículos | 21 FEB 2007

"Red Hat no se ha visto afectada por los movimientos de Oracle y Novell"

Tags: Actualidad
CIO
Red Hat ha elegido el próximo marzo para el lanzamiento de Red Hat Enterprise Linux 5 (RHEL5), la próxima versión de su sistema operativo de código abierto. Según Brian Stevens, CTO de la compañía, se trata de una plataforma de 64-bit completamente nativa y escalable que introduce importantes avances en capacidades de virtualización. Stevens también defiende que los recientes golpes competitivos que sobre Red Hat han descargado Oracle, Novell y Microsoft no han afectado a su operativa diaria ni a su negocio.

El pasado octubre, el precio de las acciones de Red Hat bajaba después de que Oracle anunciara que ofrecería soporte para la distribución Red Hat Linux a menor coste que el propio fabricante. Al mes siguiente, Microsoft y Novell sellaban una alianza bajo cuyos términos Microsoft se comprometía a colaborar para mejorar la interoperatividad entre la distribución Linux de Novell (SUSE Linux) y Windows, así como a fomentar el uso de SUSE Linux entre aquellos de sus clientes que desearan introducir el sistema operativo de código abierto.

No obstante, aunque estos anuncios fueron interpretados como duros golpes competitivos para Red Hat ?cuyas acciones, de hecho, llegaron a caer por debajo de los 15 dólares por título, a partir de un precio de 27 dólares antes de que se produjeran-, parecen haber tenido ?un muy pequeño, o nulo, impacto sobre los cimientos de su negocio? a más largo plazo, según el analista Robert Stimson, de W.R. Habrech & Co. Esta firma prevé que Red Hat finalice su ejercicio fiscal 2006 con unas ganancias de 0,51 dólares por acción, sobre unos ingresos de 401,6 millones de dólares. Unas cifras que mejorarían sensiblemente los resultados del ejercicio anterior, cerrado con ganancias de 0,39 dólares por acción e ingresos por valor de 278,3 millones de dólares.

El CTO de Red Hat da en la siguiente entrevista su visión sobre RHEL5, la competencia y Fedora Project, la comunidad de código abierto de la compañía.

Se aproxima el lanzamiento de Red Hat Linux 5 (RHEL5), ¿cuáles son las novedades más importantes que introducirá esta versión?
El soporte de funcionalidades avanzadas de virtualización es sin duda una de sus principales aportaciones. RHEL5 es una plataforma de 64-bits completamente nativa y escalable. En el segundo trimestre de 2005 se produjo un punto de inflexión dentro del mercado en el sentido de que las ventas de sistemas x86 de 64-bits superaron a las de sistemas de 32-bits. Por tanto, cabe presumir que existe una capacidad de 64-bits en estos momentos sin explotar dentro de los despliegues TI debido a que muchos sistemas están todavía corriendo aplicaciones 32-bits y lo hacen sobre plataformas de 64-bits.

Con RHEL-5 nuestro objetivo es ayudar a los responsables de TI y suministradores de software independientes (ISVs) a aprovechar la potencia de la informática de 64-bits sobre estas arquitecturas multinúcleo. Existe una enorme cantidad de capacidad sin explotar en términos de rendimiento y queremos ayudar a aprovecharla mediante la virtualización. Este es el motivo por el que hemos decidido incluir la virtualización como un conjunto de funcionalidad integrado para RHEL5.

¿En qué medida el movimiento de Oracle de ofrecer soporte del Linux de Red Hat a menor precio que la propia Red Hat y la alianza entre Novell y Microsoft han afectado la dirección que está siguiendo como CTO de la compañía?
Realmente no ha afectado a nuestras actividades cotidianas sencillamente porque Red Hat está completamente enfocado en el objetivo de crear valor para sus clientes. Hemos desarrollado relaciones muy estrechas con ellos con el propósito de entender hacia dónde debemos dirigir la tecnología para que tenga un impacto significativo sobre sus negocios.

Por tanto, nos centramos en los fundamentos, en lo esencial, no en ninguna otra cosa. Si empezáramos a pensar en términos de qué es lo que va a generar ingresos para la compañía en lugar de en qué va a crear valor para el cliente, estaríamos enfocando el asunto de manera equivocada, incluso desde el punto de vista del negocio. Los resultados que hemos conseguido en el último trimestre demuestran que incluso desde esta perspectiva todos los movimientos a los que se refiere no nos han afectado.

Nos fijamos en cuestiones como la vitalidad de Fedora Project, nuestra comunidad de código abierto. Fedora constituye el vehículo de Red Hat para llevar tecnología avanzada de manera realmente rápida a los usuarios finales. La última edición de Fedora está disponible desde hace alrededor de cuatro meses y estamos registrando un promedio de más de 100.000 descargas semanales (1,5 millones de descargas en total). Comparando esas 100.000 descargas por semana con las que Oracle registra con su edición de Oracle Linux, se hace patente que nosotros conseguimos en siete horas lo que ellos alcanzaron en el primer mes completo tras el lanzamiento de ese código fuente.

Respecto al acuerdo Novell-Microsoft seguimos manteniendo la misma actitud que manifestamos en el momento en que se produjo el anuncio, continuamos creyendo que la interoperatividad es importante. Realmente no vimos nada nuevo ni especialmente significativo en esa alianza de interoperatividad. De hecho, con RHEL5 nosotros mismos vamos a proporcionar una rica compatibilidad entre Windows y Linux. Es decir, esa interoperatividad es algo que nosotros ya tenemos. Y estamos absolutamente abiertos y dispuestos a trabajar con Microsoft bajo un acuerdo de interoperatividad, pero uno que no requiera que nuestros clientes paguen un impuesto IP (Intellectual Property) sobre Linux.

¿Cuáles son sus proyectos para este año, aparte de Red Hat Enterprise Linux 5?
Continuaremos con una iniciativa en la que empezamos a trabajar el año pasado relacionada con el protocolo Advanced Message Queuing Protocol (AMQP). Esta iniciativa de código abierto y basada en estándares va a transformar la forma en que se gestionan los sistemas de mensajería en entornos grid. Ofreceremos la solución AMQP en modo de pruebas a unos cuantos clientes este mismo año. La tecnología AMQP pretende hacer posible que el usuario disponga de fuentes de datos y feeds de datos capaces de escalar a través de entornos grid.

¿Algún otro proyecto para el próximo año?
Estamos coordinando los esfuerzos relacionados con la previsibilidad Linux alrededor de un proyecto denominado Real Time. Con él no sólo se persigue reducir la latencia, aunque también. Persigue asimismo la consecución de un mayor determinismo. Resulta crucial que las cargas de trabajo que corran sobre Linux, ya se trate de playbacks multimedia o transacciones, sepan que existe algún tipo de límite sobre la finalización o terminación de las transacciones. Real Time es básicamente una revisión arquitectónica de la forma en que el kernel de Linux realiza el cierre y la programación (scheduling) de esas transacciones. Contamos con un equipo dedicado a este proyecto desde hace dieciocho meses y a lo largo de este año trabajaremos con los clientes en un entorno de ?prueba de concepto?.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información