| Artículos | 08 FEB 2009

Smartphones. Cambian las reglas del juego

Marta Cabanillas

El mercado de dispositivos móviles se está viendo sometido a una profunda transformación, consecuencia de la aparición de la nueva generación de teléfonos móviles, los smartphones o teléfonos inteligentes. A medio camino entre el ordenador, el PDA y el teléfono celular tradicional, este nuevo tipo de terminales puede representar la salvación del mercado, especialmente en las áreas geográficas más desarrolladas, donde la penetración de los celulares ha alcanzado ya tasas muy superiores al 100% de la población.

Sin embargo, supondrá al mismo tiempo un importante reto para los suministradores de móviles tradicionales. Aquellos que no sepan adaptar con la suficiente rapidez sus estrategias a la imparable llegada de los smartphones saldrán mal parados, mientras que, como ya ha quedado claro con el apabullante éxito del iPhone de Apple, surgirán enormes oportunidades para entrantes innovadores con una visión fresca y abierta de lo que los usuarios realmente desean de estos nuevos dispositivos.

 

Tecnologías móviles

Smartphones. Cambian las reglas del juego
WiMax y LTE, en guerra por el dominio de la cuarta generación móvil
Vigilancia y control del tráfico mediante tecnología WiMAX
Los ocho smartphones más candentes de 2008



Por otra parte, los smartphones no sólo han cambiado las reglas del juego en la lucha de los fabricantes por el mercado. También han abierto un nuevo frente de batalla: los sistemas operativos móviles. Al tratarse de plataformas no sólo de telefonía, sino también informáticas, la lucha se ha trasladado también a esta área. Actualmente, existen al menos cinco grandes plataformas software en competencia, una diversidad insostenible a largo plazo tanto para la industria y los desarrolladores como para los usuarios. Pero aún es demasiado pronto para aventurar cuál o cuáles serán las vencedoras.

Competir en tiempos revueltos
El cuarto trimestre de 2008 no ha sido bueno para los fabricantes de teléfonos móviles tradicionales. Los europeos se han llevado la peor parte. Nokia vendió 113,1 millones de teléfonos durante su cuarto trimestre, un 15% menos que en el mismo período del año anterior, mientras que las ventas de Sony Ericsson han descendido un 21%, situándose en 24,2 millones de móviles.

Los asiáticos han salido algo mejor parados. Así, Samsung Electronics consiguió incrementar sus ventas respecto a los tres últimos meses de 2007 y también en comparación con el tercer trimestre de 2008, al igual que LG Electronics. Respectivamente, estos fabricantes vendieron 52,8 millones y 25,7 millones de unidades, lo que para LG ha supuesto adelantar a Sony Ericsson en el ranking mundial convirtiéndose en el tercer mayor suministrador de móviles.

Pero este incremento en unidades no ha dejado de tener un alto precio para estas compañías, dado que se ha producido a expensas de sus márgenes de beneficio. “Como sospechábamos, Samsung y LG han hecho todo lo que estaba en sus manos para conseguir sus objetivos de ventas”, señala Geoff Blaber, analista de CCS Insight. Y ese “todo” ha incluido la guerra de precios.

Particularmente Samsung, aunque también LG, han adoptado estrategias de precios muy agresivas en el cuarto trimestre, lo que ha reducido sus márgenes de manera más que significativa. “Se han asegurado un crecimiento anual fuerte en ventas, pero ambos fabricantes han recortado sus beneficios por unidad hasta porcentajes inferiores al 3%”, explica Blaber.

En cuanto a Motorola, en la presentación de sus resultados preliminares correspondientes al cuarto trimestre, estimó en 19.000 millones de dólares la cantidad de móviles vendidos por su organización durante los tres últimos meses de 2008. Si se suman las cifras de estas cinco compañías, parece que el mercado global de teléfonos móviles ha caído más de lo esperado, según Blaber. “Nuestras previsiones iniciales contemplaban una reducción de ventas en términos de unidades del 9% en el cuarto trimestre respecto del mismo período de 2007, pero estamos viendo que el descenso real ronda finalmente el 12%”.

 Los datos de los tradicionales líderes del mercado de dispositivos móviles contrastan con los de algunos nuevos entrantes, como RIM (Research In Motion) –veterana en el mercado de terminales móviles de datos con su producto Blackberry, pero ajena al negocio de la telefonía celular hasta hace poco- y Apple. En ambos casos, tanto las ventas como los ingresos y las cuotas de participación en el mercado han evolucionado positivamente. Y el secreto para comprender este desequilibrio entre la evolución de los negocios de los suministradores tradicionales de voz y los nuevos entrantes no es precisamente otro que los smartphones.

ContracorrienteMundo móvil Imprimir Subir

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información