| Noticias | 28 NOV 2008

Un comerciante holandés denuncia a Microsoft por prácticas monopolísticas

El comerciante holandés de software Samir Abdalla ha presentado una demanda antimonopolio de amplio alcance contra Microsoft con la Comisión Europea. En ella, acusa al fabricante de violar con su política de precios los tratados de la Unión Europea (UE) al cargar a los usuarios europeos con precios superiores en un 30% a los que aplica en Estados Unidos.
Marta Cabanillas

Abdalla ha contratado a la firma legal Houthorr, ampliamente conocida y con una fuerte representación en Bruselas, para defender su punto de vista. Por su parte, Microsoft acusó en mayo ante los tribunales a Abdalla por exportación ilegal de licencias de software. La compañía argumentó entonces que este comerciante había vendido ilícitamente licencias para consumidores y estudiantes por un valor total estimado en 3,4 millones de dólares.

Abdalla siempre ha negado su culpabilidad en tales cargos y, en respuesta a la queja de Microsoft, ha acusado a la compañía de intentar impedir el comercio legal del denominado software gris. Por tal se entienden actividades del tipo de las realizadas por Abdalia, quien compraba licencias de software en Egipto y después las vendía en Estados Unidos. Aunque tales prácticas están prohibidas en la Unión Europea, las autoridades estadounidenses las consideran lícitas.

El pasado mayo, Abdalla tuvo que prestar juramento ante un jurado europeo por las acusaciones de Microsoft y ahora ha presentado su propia demanda legal con la Dirección General para la Competencia de la UE. Este cuerpo, encabezado por la comisaria Neelie Kroes, cuenta ya con una larga historia en la lucha contra Microsoft por la violación de las leyes europeas antimonopolio.

Precios entre un 30 y un 50% más caros en Europa
Para apoyar sus quejas, Abdalla ha elaborado una amplia lista comparando los precios minoristas con que Microsoft ha vendido sus licencias en Estados Unidos y en la UE entre 2004 y 2008. “Los precios variarán entre un 30 y un 50%”, beneficiando a los usuarios estadounidenses. “Se trata de una política consecuente y constante, excepto en el caso de Windows Vista, para el que la diferencia de precios es de sólo el 15%".

Además, Abdalla acusa a Microsoft de utilizar las regulaciones antipiratería para impedir el comercio legal en software gris. La compañía, según este comerciante, bloquea además ilegalmente a los distribuidores, impidiéndoles suministrar CD-ROM y DVD con nuevos ordenadores e imposibilitando así que los consumidores puedan desplegar el software sobre diferentes máquinas. Según Abdalla, esto constituye claramente un abuso de poder. “Hemos presentado documentación añadida sobre varios casos en los que Microsoft se ha negado a vender su software a los revendedores. Son violaciones serias del artículo 81 de las reglas europeas antitrust”, subraya el comerciante.

En cualquier caso, la demanda de Abdalla no afectará al caso de Microsoft contra él, que ha sido abierto en Los Ángeles (California, Estados Unidos).

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información