| Artículos | 15 DIC 2009

Un manitas tecnológico

La virtualización define la nueva propuesta TIC de Leroy Merlin
Fernando Muñoz.
"Especializada en el acondicionamiento y la decoración del hogar, Leroy Merlin abrió su primera tienda en España en el municipio madrileño de Leganés en 1989 y desde entonces ha crecido a un ritmo de dos tiendas por año hasta alcanzar actualmente los 47 establecimientos en nuestro país. Cada tienda, además de ser diferente, es una unidad de negocio indepediente por lo que la estrategia tecnológica supuso todo un reto para su director de sistemas, logística y organización, Luis Herrero.

Leroy Merlin fue la primera compañía en desarrollar el concepto de gran superficie especializada en el acondicionamiento del hogar en España. La empresa, pionera en España en el desarrollo del estilo de vida Do It Yourself (Hágalo usted mismo), ofrece productos, soluciones y servicios en decoración, jardinería, bricolaje y construcción dirigidos principalmente al consumidor final. Cada año pasan 25 millones de personas por las tiendas Leroy Merlin y alrededor de 4 millones de hogares al año utilizan los productos y servicios de sus tiendas. El objetivo de la compañía es lograr que todos los ciudadanos españoles tengan una tienda a menos de una hora en coche desde su domicilio. En la actualidad, Leroy Merlin está presente en 15 de las 17 comunidades autónomas españolas.
Cuando el actual director de sistemas, logística y organización de Leroy Merlin, Luis Herrero, llegó a la compañía en 1999, se encontró una empresa en un proceso de crecimiento que tenía 14 tiendas en España pero que distaba mucho del tamaño y liderazgo que tiene actualmente. Hoy, Leroy Merlin, que ocupa el segundo puesto en el mercado europeo de distribución de artículos de bricolaje, celebra su 20 aniversario en el mercado español con 47 establecimientos, 8.200 empleados y una facturación en 2008 de 1.474 millones de euros.
Luis Herrero descubrió una estructura de TI en la compañía bastante lógica para una multinacional que llevaba 10 años en el mercado español operando en un sector, el acondicionamiento del hogar, que no estaba tan maduro como otros. En aquel momento, informática dependía de la dirección financiera, logística de la sede de la compañía en Francia y el departamento de organización no existía. Su misión consistió en desarrollar toda la parte de procesos, la organizativa y la gestión de los flujos de mercancía y de los de información. Todo un reto profesional para este ingeniero industrial especializado en centrales nucleares que había desarrollado su actividad profesional en el mundo farmaceútico, la consultoría y antes de dar el salto al mundo de la distribución ocupó la dirección de operaciones de LMVH para la Península Ibérica. Ahora bien, a pesar de su dilata experiencia en varios sectores, reconoce que “lo gratificante del mundo retail es que estás muy cerca del consumo final; este contacto directo te ofrece un sentido muy alto de lo que es el negocio y la satisfacción del cliente”, asegura.

Modelo de negocio
Leroy Merlin es una compañía con un modelo de negocio descentralizado, lo que permite a las tiendas una mayor adaptación local en cuanto a producto y soluciones y una autonomía en la gestión del negocio, consiguiendo una toma de decisiones ágil y coherente con las necesidades de cada mercado local. Cada tienda es una unidad de negocio independiente, lo que significa que tiene su propia cuenta de explotación e incluso tiene un sistema de remuneración independiente. Además todas las tiendas están divididas en categorías de producto y cada una de ellas dispone de un responsable que tiene una cuenta de explotación propia. Una particular visión que tiene su explicación en que cada ciudad en España dispone de un habitat y unas necesidades diferentes. De esta forma, Herrero señala que “no tenemos un sólo sistema de información sino tantos como tiendas disponemos; un total de 47 tras la apertura de la última en Gijón”. A pesar de esta descentralización del modelo de negocio, Herrero asegura que lo que más le atrajo de este proyecto fue la filosofía de empresa, entendida como un negocio que se construye de abajo de arriba pero sin descuidar un sentido de optimización y eficiencia global. Pero, ¿cómo se traslada esta filosofía a una estructura tecnológica? “Tenemos una gestión central y luego existen unas propuestas de recomendaciones a cada una de las tiendas. Tratamos que cada una tenga un sistema de información practicamente diferente”. Teniendo en cuenta que cada uno de los establecimientos dispone de un surtido entre 35.000 artículos permanentes y 15.000 en catálogo, “lo primero que implantamos fue una filosofía de cajas donde cada una ellas es capaz de gestionar por sí misma todos los precios y los códigos. Luego se pasó a servicios de gestión interna como el reaprovisionamiento de toda la cadena de suministro”. Fue en 2001 cuando la compañía puso en marcha un sistema de análisis de reaprovisionamiento global basado en la demanda desagregada de cada punto de venta y que está agrupada y adaptada a los flujos globales.

Informática distribuida
Coincidiendo con la entrada del año 2000, la compañía afrontó un proceso de transformación de aplicaciones centrales con emulaciones en terminales hacia un entorno cliente servidor con una informática centralizada distribuida. Actualmente, la filial española cuenta con dos CPD, uno interno y otro replicado en Telefónica. Cada tienda dispone de varios servidores, aunque ahora la compañía está afrontando un proceso de virtualización. La complejidad de su estructura tecnológica se extiende también al entorno del software. “Somos un poco complejos ya que no disponemos de un ERP sino de un ecosistema de muchas cosas”, asegura Herrero. Como muchas de las empresas del sector retail, Leroy Merlin dispone de una solución propia, que cubre las funcionalidades de referenciamiento y gestión de compras. Sobre ellas se han ido añadiendo módulos de ERP “para tener un ‘best of bread’ (lo mejor del género)”, añade. Así, en contabilidad y finanzas la compañía confía en Oracle; en business intelligence, en Business Objects; en analisis dimensional, en Hyperion; en gestión de recursos humanos, en Meta4 y, en CRM, en Logalty, entre otras aplicaciones.
En cuanto a la trazabilidad, su diferencia está en aplicarla desde el origen. “Hemos montado un sistema que nos permite pilotar la información antes de que suceda. En muchos casos, lo que compra nuestro cliente es un proyecto, que es la combinación de varios artículos por lo que si hasta ahora se le avisaba al cliente sólo cuando llegaba el producto, ahora, lo que hemos hecho es anticiparnos”, señala Herrero.

Nuevos proyectos
Lo próximo en Leroy Merlin se llama: virtualización. La reciente apertura de la tienda 47 en Gijón ha supuesto un punto de inflexión en la entrada de la compañía en un entorno virtualizado de los terminales de venta. “La estrategia que hay detrás de esta decisión no responde a un asunto de ahorro de costes sino de eficiencia en el servicio a nuestros clientes”, asegura Herrero. Otro de los retos en los que está inmerso la filial española es la migración su data mart hacia un único da

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información