| Noticias | 31 ENE 2008

Una importante caída de Internet afecta a Oriente Medio

La rotura dos cables submarinos del Mediterráneo ocasionó ayer la caída de las conexiones a Internet en Oriente Medio y algunas partes de Asia.
Marta Cabanillas

Dos cables, uno de ellos operado por Flag Telecom y el otro por un consorcio de 15 operadores, sufrieron ayer daños como consecuencia de los cuales las conexiones a Internet dejaron de funcionar en Oriente Medio y determinadas zonas de Asia. Los cables dañados aportan el 75% de la capacidad de red entre Europa y Medio Oriente, según Stephan Beckert, analista de TeleGeography Research.

Por su parte, los operadores creen que el daño fue ocasionado por las anclas de un barco que navegaba por la costa norte de Egipto durante una fuerte tormenta. Como consecuencia un 70% de la red Internet en Egipto dejó de funcionar, y el ancho de banda disponible en India se redujo a la mitad, según informaciones facilitadas por Reuters.

AT&T ha confirmado que su servicio en algunas áreas de Oriente Medio resultó afectado, pero asegura que ya está redirigiendo el tráfico por caminos alternativos. Etisalat, el proveedor de telecomunicaciones de los Emiratos Árabes, ha informado que el incidente impactó tanto al tráfico Internet como a las llamadas de voz internacionales de la región. Según Beckert, tanto Egipto como Arabia y los estados del Golfo resultaron afectados.

La mayoría de los grandes operadores cuentan con planes de respaldo que pretenden evitar la caída de sus servicios en caso de producirse este tipo de incidentes. En esta ocasión, habrán de encaminar su tráfico desde Medio Oriente hasta Asia a través del Océano Pacífico pasando por Estados Unidos, y, a partir de ahí, atravesar el Atlántico hacia Europa, según Beckert. Probablemente este rodeo ocasionará problemas de latencia en la experiencia de los usuarios hasta que los cables dañados sean reparados (una o dos semanas).

El accidente afectará sobre todo al tráfico Internet, porque los operadores darán prioridad a las llamadas de voz, las cuales viajan por los mismos cables. Éstas consumen relativamente poca capacidad y generan todavía más ingresos que el tráfico de datos. Beckert estima que 1% o menos del tráfico transportado sobre los cables perjudicados era voz.

 

 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información