| Noticias | 28 DIC 2011

Varios fabricantes de pantallas LCD pagarán 553 millones de dólares por haber fijado precios

Samsung, Sharp, Chimei y otras compañías fabricantes de pantallas LCD han decidido pagar en conjunto 553 millones de dólares para terminar con un juicio en el que se les acusaba de haber acordado los precios de las pantallas LCD. El caso se ha desarrollado en los tribunales de Estados Unidos.
Antonio R. García

Las compañías fabricantes de pantallas LCD han preferido cerrar el caso y abonar una importante indemnización. En concreto, se trata de la segunda indemnización que empresas como Sharp, Samsung o Hitachi se ven obligadas a desembolsar. En concreto, estas empresas habían sido denunciadas por haber pactado precios en el mercado de las pantallas LCD. Las autoridades antimonopolio de Estados Unidos y Europa entre otras acusaban a estas compañías de haber pactado para alterar el mercado.

Fruto de estas acusaciones, a principio de diciembre las compañías se veían obligadas a desembolsar 388 millones de dólares en concepto de indemnización a los compradores directos, es decir, a las compañías que utilizan los LCD para fabricar otros dispositivos como televisiones. Sin embargo, el caso no había quedado resuelto ya que parte de las demandas a las compañías por fijación de precios correspondía a compradores indirectos, es decir, a las personas que tuvieron que pagar un precio final elevado por dispositivos por la fijación del precio de las pantallas LCD.

En concreto, se ha pedido cuentas a las compañías por los dispositivos adquiridos en el periodo de tiempo de 1999 a 2006, franja en la que se considera que se aplicó la fijación de precios. Las compañías denunciadas, entre ellas multinacionales como Sharp y Samsung, han decidido terminar con el caso y han optado por aceptar pagar una multa por el daño que hayan podido causar a los compradores indirectos.

televisión samsung Según Reuters, las compañías van a pagar un total de 539 millones de dólares, con lo que el caso quedaría resuelto. Visto que ya habían tenido que pagar a los compradores directos, las empresas han entendido que su defensa era muy complicada. Su propuesta es el pago de 539 millones de dólares y ahora el juez debe aceptar el pago de la indemnización y así podrá poner punto final al caso.

De esta forma, las compañías pagarán distintas cantidades en función de su volumen de distribución y grado de responsabilidad. De esta manera, Samsung tendrá que pagar aproximadamente 240 millones de dólares y Sharp 115 millones. El resto de la indemnización se repartirá ente los otros fabricantes.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información