| Artículos | 12 FEB 2009

WiMax y LTE, en guerra por el dominio de la cuarta generación móvil

CIO

Hace tiempo que viene gestándose una batalla a largo plazo entre dos tecnologías emergentes de comunicaciones wireless de alta velocidad: WiMax y Long Term Evolution (LTE). Cada una de ellas permitirá cuadruplicar las actuales velocidades de que hoy disfrutan los usuarios en el acceso inalámbrico de área amplia.

Las dos tecnologías son de alguna manera similares en la forma en que transmiten las señales e incluso en las velocidades de red que proporcionan. De hecho, las principales diferencias entre ambas son de índole política, residen en las compañías que las apoyan y sus respectivos intereses, como ocurría en la reciente contienda entre Blu-ray y el vídeo HD.

Pero en el caso de WiMax y LTE, una tecnología no tiene por qué terminar necesariamente destruyendo a la otra, aunque la mayoría de los analistas coincide en la opinión de que LTE dominará sin lugar a dudas sobre WiMax en los próximos años. WiMax y LTE son directamente comparables en términos de lo que cada una de ellas puede hacer, pero es muy probable que LTE tenga una ventaja global significativa sobre WiMax a largo plazo”, señala, porro ejemplo, Craig Mathias, analista de The Farpoint Group. Y ello pese a que el estándar WiMax ha sido ya aprobado definitivamente, mientras que la especificación final de LTE aún no está disponible, aunque se espera lo esté este año.

 

Tecnologías móviles

Smartphones. Cambian las reglas del juego
WiMax y LTE, en guerra por el dominio de la cuarta generación móvil
Vigilancia y control del tráfico mediante tecnología WiMAX
Los ocho smartphones más candentes de 2008


El principal motivo de esta ventaja es la base de tecnología existente. Reside en el hecho de que en el mundo predominan los operadores con redes basadas en el estándar GSM (Global System for Mobile Communications) -el estándar europeo- y LTE constituye la vía de migración natural para GSM.

Por eso, los analistas creen que LTE terminará reinando en el mercado, a pesar de la atención generada alrededor de WiMax, por ejemplo, a raíz del relativamente reciente anuncio realizado por Sprint Nextel y Clearwire sobre sus planes de unirse en una joint-venture cuyo fin será crear una red nacional WiMax en Estados Unidos. Una red que se espera llegue a entre 120 y 140 potenciales usuarios a finales de 2010.

En este mismo país, por ahora, AT&T (proveedor con infraestructura GSM, al igual que T-Mobile) y Verizon Wireless han apostado por la adopción de LTE y planean llevar a cabo grandes despliegues de esta tecnología en 2011 o 2012. Y, para sorpresa de muchos, Sprint no ha descartado tampoco crear despliegues LTE. Algo que tampoco le impedirá lo términos del acuerdo para la creación de su joint-venture con Clearwire, en la que también participan otros grandes inversores, como son Google, Intel y tres compañías de cable.

En Europa, LTE constituye la alternativa natural de migración a la 4G, debido a su compatibilidad con GSM, GPRS y UMTS, estándares dominantes en el continente. Aunque la operadora europea de origen británico Vodafone ha anunciado hace tiempo sus planes para desplegar una red WiMax en nuestro continente.

De acuerdo con las previsiones de la firma de investigación de mercado Gartner, “la familia” GSM acaparará el 89% del mercado mundial en 2011. “WiMax ha adquirido un especial protagonismo en los discursos mediáticos sobre la 4G (cuarta generación de tecnologías móviles) en los últimos tiempos, pero LTE será el estándar dominante”, pronosticaba el analista Philip Redman, de Gartner, en un informe publicado por la consultora el pasado abril.

Agentes implicados
Además de los operadores, existen fabricantes y grupos de estandarización con intereses en una u otra tecnología. LTE, cuya estandarización corre a cargo de 3GPP (Third Generation Partnership Project) ha estado en pruebas en Estados Unidos, Europa y China. Como se ha dicho, aún no ha sido aprobado su estándar definitivo.

Entre los fabricantes que han apostado decididamente por esta alternativa se encuentran las compañías Nortel y Ericsson. Esta última ha firmado este mismo año un acuerdo con TeliaSonera para desarrollar una red comercial LTE en Estocolmo (Suecia) cuyo lanzamiento comercial está previsto para 2010.

Por lo que respecta a WiMax móvil ha sido estandarizada por IEEE (Institute of Electrical and Electronic Engineers) en la norma 892.16e. Empezó a ser desplegada por Sprint en 2007 en fase de prelanzamiento comercial en tres mercados estadounidenses: Washington, Baltimore y Chicago.

El grupo

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información