| Artículos | 16 JUL 2007

YouTube al servicio de su empresa

CIO

Seguramente sabrá muchas cosas sobre YouTube: Más de cien millones de vídeos vistos cada día, decenas de millones de visitantes únicos, uno de los mayores sitios de Internet, y tantas otras cosas más. Probablemente también habrá visto muchos vídeos en YouTube. Pero quizá nunca haya subido su propia creación.

Según datos recientes del servicio de medidas de audiencia Web Hitwise Pty sobre el mercado estadounidense, sólo el 0,16% de los visitantes de Estados Unidos de YouTube subieron vídeos en el período de una semana. El resto simplemente los miraban. ¿Qué es lo que les inhibe? Publicar vídeo utilizando este servicio es más fácil de lo que podría imaginar, y existen algunas buenas razones para que las empresas empiecen a aprovecharlo en sus entornos de negocio.

Si su organización es una empresa de pequeño tamaño, o, incluso una gran compañía que no desea asumir la complejidad asociada al hosting de vídeo en infraestructuras internas y a la necesidad de actualizar los accesos para garantizar una visualización de calidad, YouTube ofrece una forma sencilla y gratuita de hospedar vídeo corporativo. A continuación se proponen algunas aplicaciones interesantes dentro de este tipo de entornos y se explican los pasos a seguir para producir vídeo corporativo en YouTube.

1)      Presentaciones ejecutivas. Los ejecutivos de muchas empresas ofrecen presentaciones regularmente a grupos departamentales o incluso a la totalidad de la plantilla sobre rendimientos financieros, para compartir otro tipo de información, como actos de reconocimiento a trabajadores destacados, o por otros muchos posibles motivos. En tales ocasiones, aunque la mayor parte de la audiencia puede encontrarse en la sede central, muchos estarán dispersos por oficinas remotas. O quizá algunos se encuentren ausentes el día fijado para la presentación o les resulte imposible atender al evento por cualquier otra causa. Grabando en vídeo las partes más importantes de la presentación y colocándolas en YouTube, éstas podrán ser vistas por cualquiera en cualquier momento siempre que haya sido autorizado para ello. El despliegue de infraestructuras y el soporte de los accesos correrá a cargo de YouTube, por lo que la empresa quedará liberada de cualquier problema en este sentido.

2)      Formación. Los vídeos pueden ser un potente instrumento para formar a los trabajadores en prácticamente cualquier competencia, desde la utilización de software y la configuración de equipamiento hasta la mejora de su eficiencia para aumentar las ventas. Es fácil utilizar utilidades de captura de pantalla, por ejemplo, para mostrar a los usuarios cómo dominar un nuevo paquete de software, dirigiendo el proceso con sucesivos con clicks de ratón que den lugar a despliegues de pantallas diferentes.

3)      Ayuda. Seguramente su servicio de help-desk recibe llamadas y más llamadas de usuarios que solicitan asistencia sobre el mismo problema. Probablemente se tratará de cosas tan sencillas como “ahora, ¿cómo desactivo otra vez mi mensaje automático de `me encuentro ausente de la oficina´?” Si se graban en vídeo los pasos correctos para resolver los problemas más comunes, y se construye un banco de vídeos de “autoayuda” para que los usuarios los visualicen antes de ponerse en contacto con los agentes, se conseguirá evitar sin duda muchas de esas llamadas.

 

4)      Marketing. Una imagen vale más que mil palabras, y cientos de imágenes juntas en una corriente de datos a 29,97 tramas por segundo, mucho más. Muestre sus nuevos productos a los potenciales clientes o realice demostraciones sobre su funcionamiento. Proporcione datos de producto, estadísticas o cualquier otra información que considere interesante. YouTube le permite, sin grandes complicaciones, hacerlo a través de un medio de comunicación tan atractivo como el vídeo.

 

5)      Eventos. Casi todas las empresas celebran en alguna ocasión eventos conmemorativos, con motivo, por ejemplo de aniversarios. En tales ocasiones, es una lástima que parte de la plantilla no pueda estar presente –especialmente si se trata de grandes compañías geográficamente distribuidas-, dado que además de un motivo de disfrute, este tipo de encuentros constituye un valioso instrumento para generar lo que se conoce como cultura corporativa y elevan el compromiso de los empleados con el proyecto empresarial. Cuando no es posible la presencia directa, la posibilidad de asistir online al encuentro y escuchar los discursos de los ejecutivos, aunque sea a-posteriori, es la mejor alternativa.

Estas son sólo algunas de las innumerables posibilidades que la publicación de vídeo corporativo pone al alcance de los negocios. Una vez haya encontrado alguna aplicación particular que de sentido a la publicación de vídeo en su empresa, planifique su filmación, agarre una videocámara y empiece. Por supuesto, conseguir un buen metraje en bruto debe ser en este momento su principal preocupación. Todos los consejos sobre cómo tomar un buen vídeo puede encontrar los en la Web. La misma YouTube ha reunido gran cantidad deinformación al respecto, la mayor parte tomada de la revista Videomaker.

 

En cualquier caso, lo cierto es que los consejos básicos que encontrará son simples y bastante obvios: no mueva demasiado la cámara, no abuse del zoom y asegúrese de que la iluminación es la apropiada. Un aspecto a menudo pasado por alto es el audio, lo que constituye un claro error.

Es frecuente que un buen vídeo quede arruinado por una calidad de audio pobre, consecuencia, por ejemplo, del ruido del viento o del sonido de la multitud que distrae al espectador del asunto tratado por la voz principal. Por tanto, merecerá la pena invertir en micrófonos boom que pueden instalarse en su videocámara y en micrófonos remotos para su colocación sobre las personas objeto de la grabación.

 

Rompa las reglas
Por otra parte, a veces conviene romper las reglas si se hace con un propósito específico. Por ejemplo, si busca un efecto más divertido y activo, una buena idea sería tomar la máquina en mano e intentar probar todo tipo de ángulos y zooms, saltándose la regla de “no mover la cámara” y la de “no abusar del zoom”. Otra posibilidad interesante para algunos proyectos en directo es utilizar dos videocámaras, grabando la misma imagen desde diferentes ángul

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información