BIG DATA | Noticias | 18 MAY 2012

Fujitsu destaca el papel de España en su estrategia para supercomputación

Fujitsu ha desarrollado el mayor supercomputador del mundo. La compañía pretende extender estas tecnologías al resto del mundo con el objetivo de promover el desarrollo de investigaciones científicas de toda índole y para explotar las posibilidades del big data. España es clave en sus planes.
Alberto Iglesias

Fujitsu ha presentado hoy su red global de innovación en materia de supercomputación (HPC, High Performance Computing) que será coordinada y dirigida a nivel global desde Alemania y que contará con España como uno de los cinco países clave en su desarrollo. Este anuncio se produce tan sólo dos días después de que el fabricante japonés hiciera público su acuerdo con la Universidad Autónoma de Madrid por el que proveerá de dos supercomputadores a sendos investigadores de este centro, tal y como ya informamos en ComputerWorld.

Así, Fujitsu ha detallado por medio de Adriano Galano, director de Desarrollo de Negocio de Servidores, que Munich se ha consolidado como el centro de competencia global de la marca en los temas relacionados con HPC, ejerciendo el soporte central y el benchmarking. Mientras, desde España se llevarán a cabo servicios on site y soporte de estos equipos, así como existe un departamento comercial especialmente orientado a estos supercomputadores y una red de partners especializados en HPC que ya alcanza la decena.

La unidad española se interrelaciona además con las unidades de la empresa en Toulouse, donde se desarrolla el software de Fujitsu, Inglaterra y Japón, donde se hallan los principales equipos de desarrollo. En ese sentido, 400 empleados trabajan en temas relacionados con HPC en el país nipón.

Una estrategia que se plasma finalmente en una serie de supercomputadores de alto rendimiento que van desde los SPARC Enterprise y el FXI al “K Computer” (el superordenador más potente del mundo, con 10 pentaflops por segundo de velocidad) y al PrimeHPC FX10, que duplica el rendimiento del hasta ahora líder del mercado, alcanzado los 23 pentaflops por segundo. Fujitsu también comercializa supercomputadores con tecnologías estándares, basados en chips Intel, como el Primergy CX400, destinados a empresas e instituciones académicas con menores exigencias de rendimiento. “El 90% de los proyectos HPC son con tecnología estándar”, ha confirmado Galano. Clientes como la ya mencionada UAM o el Instituto Física de Cantabria, BMW o el hpc de Gales.

HPC: Mercado potencial en España

Adriano Galano también ha aludido durante su presentación a las previsiones ofrecidas por la consultora IDC en que se prevé un mercado para la industria de supercomputación de hasta 8.126 millones de euros este año, de los que un 32% corresponde a EMEA y de ese porcentaje, un cinco por ciento lo acapara nuestro país, dicho de otro modo, 129 millones de euros para este año. Para 2012, la consultora espera un crecimiento del 8%, hasta alcanzar a escala global los 8.767 millones de euros que se convertirán en 9.516 a finales de 2014.

“K Computer”

Este prodigio de la tecnología también podría considerarse la joya de la corona de Fujitsu en materia de supercomputación, e incluso la empresa va a lanzar una campaña promocional preguntando al público en general qué haría con este equipo.

Y es que se trata del mayor supercomputador del planeta, desarrollado por la marca japonesa junto con Riken, y que alcanza una velocidad de 10,5 pentaflops por segundo según las predicciones teóricas pero que ya ha demostrado (en pruebas reales) que supera los 3 pentaflops de rendimiento. En cualquier caso, esta capacidad le permite ser considerado como el supercomputador más potente del planeta, “un liderazgo indiscutible en supercomputación”, en palabras de Galano.

El ordenador “K” (Kei en japonés, que significa diez elevado a la 16) contará con 824 racks y 705.000 cores trabajando juntos cuando sea inaugurado oficialmente este noviembre. Un rendimiento y unas velocidades que se pueden aplicar a campos tan diversos como la investigación médica, la experimentación física y química o para la gestión y análisis del big data en las corporaciones.

“Si tenemos la mayor capacidad de cómputo del planeta también podemos analizar contextos y dar predicciones de cualquier tipo de datos”, explicó Galano. “Se abre un nuevo campo para la supercomputación en tanto que el big data está acercando al mundo empresarial las tecnologías HPC”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información