CAPITAL HUMANO | Noticias | 08 OCT 2012

Casi el 40 % de los ejecutivos de alto rango piensa abandonar su empresa

Un estudio de la compañía de recursos humanos Harvey Nash confirma un gran descontento en parte de los nuevos ejecutivos de alto rango, entre los que están los CIO. Casi el 40 % de los encuestados ha asegurado que dejará su puesto de trabajo por no haber visto cumplidas las expectativas que tenía al ser contratado.
Antonio R. García

La compañía Harvey Nash ha realizado un estudio entre 280 ejecutivos senior de empresas. Entre los encuestados había puestos como el de CIO y se ha intentado conocer su grado de satisfacción en sus puestos de trabajo. La conclusión principal conclusión es que los procesos de selección deben mejorar para que los ejecutivos sean conscientes de las que serán sus funciones y las rutinas de trabajo que se desarrollarán.

El dato más significativo es que casi el 40 % de los ejecutivos consultados ha asegurado que dejará su trabajo antes de cumplir los primeros 90 días en la empresa. Al parecer, la mayoría ha destacado la falta de coincidencia en su actividad en comparación con las expectativas al ser contratado como principal causa para su renuncia.

Los datos crecen al ampliar el tiempo que se dejará el trabajo. Así, casi tres cuartas partes de los encuestados planea abandonar su puesto en los tres primeros años desde su contratación. Se trata de porcentajes muy altos, que no ayudan al correcto funcionamiento de una empresa.

Entre los motivos más señalados por los ejecutivos, ha destacado el hecho de haber una gran discrepancia en la forma en que el trabajo fue descrito durante el proceso de contratación. Parece que los responsables de buscar el personal no realizan una presentación concisa del desarrollo del empleo, lo que provoca que los profesionales decidan renunciar al no ver colmadas sus expectativas.

Además, buena parte de los encuestados, entre los que había CIO, han denunciado que han encontrado falta de comunicación con los directores generales o jefes de las compañías. Esa falta de comunicación complica la adaptación de los profesionales y su trabajo dentro de las empresas. Además, una parte importante de los profesionales han destacado que trabajan los primeros meses sin conocer la forma en que se está midiendo su trabajo, lo que complica su valoración.

En el caso concreto de los CIO se tiende a su contratación por sus conocimientos técnicos y su experiencia, pero es importante que se las empresas escojan en función de la personalidad y su adaptación a los sistemas ya establecidos. Los directores de recursos humanos son claves en todo esto, siendo la figura que debe ayudar en la comunicación y adaptación de los profesionales.

Compartir

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información