CAPITAL HUMANO | Noticias | 07 SEP 2012

Cómo formar a jefes de proyecto de nueva generación

Los jefes de proyecto de nueva generación se han convertido en una clave del posible éxito de las empresas de cara al futuro. Las compañías tienen que invertir para fomentar una formación que permita disponer de jefes de proyecto con habilidades técnicas, liderazgo y capacidad de reacción.
Antonio R. García

Las empresas tienen que apostar por la inversión en formación de cara al futuro. En concreto, la figura del jefe de proyecto necesita un nuevo enfoque que permita contar con profesionales más preparados y efectivos. Disponer de jefes de proyecto con un alto nivel de formación técnica y con un aprendizaje actualizado puede ser fundamental para que una empresa consiga éxito en el futuro.

En un momento en el que las empresas de los distintos sectores ofrecen servicios tan similares, se hace imprescindible contar con personal que aporte un dominio de su campo sobresaliente y una visión de futuro especial. En el campo tecnológico esta necesidad es aún más evidente, por lo que las empresas deben incentivar la formación de trabajadores con estas características. En este sentido, ahora que muchas compañías del sector tecnológico atraviesan un buen momento, es la hora de incentivar una formación completa para conseguir profesionales cualificados.

Los jefes de proyecto son los responsables de las iniciativas de las compañías y por ello formarlos de la manera adecuada es fundamental. Además de unas habilidades estratégicas en el mundo de la tecnología, es necesario formar y buscar en los futuros jefes de proyecto conocimientos sobre negocio, capacidades de liderazgo y sentido de análisis del contexto de su actividad. Sin embargo, hay que incentivar esas características sin olvidarse de estimular el talento y la formación en otros campos, hechos que pueden marcar una ventaja competitiva en el futuro.

El vicepresidente ejecutivo de ESI International, J. LeRoy Ward, ha explicado que las empresas deben enfocar la inversión en formación en dos parte. Para empezar, es necesario fomentar el aprendizaje de metodologías y herramientas que ayuden a los jefes de producto a desarrollar sus actividades. En segundo lugar, hay que invertir para formar en áreas técnicas como la programación, el control de gastos y la búsqueda de la calidad. En conjunto, se debe ofrecer una formación global para crear profesionales de nueva generación.

Junto a estas necesidades formativas, también es recomendable fomentar la participación entre trabajadores, de forma que se puedan compartir conocimientos y así intentar fomentar mejores prácticas. Las empresas deben estimular ese tipo de conexión, que mejorará el perfil de los jefes de proyecto.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios