CAPITAL HUMANO | Noticias | 05 ABR 2013

El teletrabajo previene el estrés laboral

Ahorro de costes, comodidad, compatibilización de la vida profesional y familiar... Son muchas las ventajas del teletrabajo que incluso pueden ayudar a la salud y el estrés de los trabajadores.
Cerebro, sanidad
CIO

Ocho de cada diez trabajadores europeos creen que el número de personas que sufrirán estrés laboral en los próximos cinco años aumentará e incluso un 52% prevé que tal incremento será especialmente notable. Son datos preocupantes que ponen de manifiesto el agitado ritmo de la vida corporativa.

 

En nuestro país, somos ligeramente más optimistas con respecto a este tema que nuestros colegas europeos ya que “sólo”  siete de cada diez trabajadores creen que el porcentaje de estrés laboral aumentará en los próximos cinco años, eso sí, de estos, casi la mitad (47%) piensa que va a "aumentar mucho". Si hablamos exclusivamente de los directivos, el porcentaje aumenta al 79%.

 

Son cifras de la Segunda Encuesta de Opinión Europea en materia de seguridad y salud en el ambiente de trabajo (2012), realizada por Ipsos MORI en nombre de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA).

 

¿Y cómo prevenir estas situaciones de estrés? Mediante el teletrabajo.

 

En ese sentido, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, situó el teletrabajo como la mejor herramienta para permitir “la conciliación, con la diversidad y la flexibilidad que hacen posible adaptar el trabajo a la vida”. 

 

Según el Acuerdo Marco Europeo sobre el Estrés Ligado al Trabajo, "el estrés no es una enfermedad, pero una exposición prolongada al estrés puede reducir la eficacia en el trabajo y causar problemas de salud". El Ministerio de Empleo y Seguridad Social señala que este fenómeno tan complejo puede ser causado no sólo por factores de riesgo psicosocial en los ambientes de trabajo, sino también por la presencia de elementos como el ruido, las vibraciones o inclusive las elevadas temperaturas y pueden derivar en enfermedades y trastornos físicos, psíquicos o conductuales.

 

Entre otras causas de estrés se señalan la carga y ritmo de trabajo excesivo con presión sobre todo de tiempo, horarios de trabajo muy largos, falta de comunicación dentro de la propia organización y una negativa interacción casa-trabajo por problemas vinculados a conflicto de exigencias, conciliación vida familiar con la vida laboral y tiempo empleado para los desplazamientos del hogar hacia el trabajo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 1 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información