CAPITAL HUMANO | Artículos | 10 JUN 2014

Innovación tecnológica y eficiencia en las universidades, de la mano de Red Hat

Red Hat Storage y Red Hat OpenStack sientan las bases abiertas de los nuevos entornos académicos.
Red Hat
Paco Sánchez

“Nuestra meta es ayudar a los centros educativos a lograr sus objetivos de eficiencia e innovación. Queremos poner a disposición de estudiantes e investigadores la capacidad de computación, almacenamiento y comunicaciones que necesitan. De forma flexible, rápida, dinámica. Y con costes bajos, predecibles y controlables”, asegura Santiago Madruga, director general de Red Hat Iberia.

 

Además, Santiago Madruga destaca la importancia de que la tecnología sea abierta y pública, y que pertenezca a la comunidad tecnológica en vez de a una empresa propietaria que la controle mediante patentes. “En el mundo académico, es triplemente importante utilizar tecnología de fuentes abiertas. Primero, porque se puede ver el código del software, se puede entender y estudiar la tecnología con la que trabajas, e incluso puedes contribuir a mejorarla. Y, además, aunque Red Hat proporcina versiones empresariales paquetizadas y con todas las garantías y niveles de servicio para poder gestionar cargas críticas de trabajo, lo cierto es que publicamos todo el código y éste queda disponible de forma gratuita y legal para quien no necesite las garantías y estabilidad que proporciona Red Hat, o que no pueda pagar por ello: por ejemplo, los estudiantes, que pueden acceder a estas tecnologías de forma libre y sin trabas, de forma legal y sin depender de la universidad ni de nadie”. La Universidad de Oporto, la Universidad de Pablo de Olavide de Sevilla y la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU) son tres ejemplos de cómo las soluciones de “cloud” y almacenamiento de  Red Hat aportan a los entornos académicos y de investigación una vía fiable, segura y de alto rendimiento hacia la innovación, manteniendo los costes bajo control.

 

OpenStack: en la nube privada y abierta

Con el objetivo de conseguir una gestión elástica de los recursos TI con propósitos tanto académicos como de  I+D, la Universidad de Oporto, una de las mayores universidades de investigación de Portugal, ha puesto en marcha un proyecto que incluye la creación de un servicio ‘al estilo Dropbox’ para sus más de 36.000 usuarios entre estudiantes, profesores, investigadores y personal administrativo. El proyecto busca implantar una nube privada que proporcione un servicio de calidad y facilite la gestión de una infraestructura TIC que se encuentra distribuida por 14 facultades e institutos de I+D. Según José António Sousa, coordinador de la Unidad de Administración de Sistemas de la Universidad, “esta cloud privada busca dar respuesta a las actuales necesidades TI, la consolidación de las infraestructuras y la interoperabilidad con las infraestructuras virtualizadas ya existentes, así como conseguir redundancia, escalabilidad, una gestión simplificada y la interoperabilidad con la nube pública”. Para implementar el cloud privado, a principios de 2012 se creó un equipo de trabajo con 10 expertos, que tras la realización de una encuesta interna, determinó como necesidades mínimas la disponibilidad de 463 vCPU, 961 MB RAM y 180 TB de almacenamiento, de aplicación a tareas como backup y recuperación de desastres, y a la implementacion de nuevos servicios. La encuesta concluyó además que el 70% de los sistemas instalados están basados en Linux. Partiendo de estos requisitos se identificaron las plataformas hadware a desplegar, así como las plataformas de gestión cloud, recayendo la elección en la solución OpenStack de Red Hat. En cuanto a almacenamiento, “se analizaron diversas soluciones, concluyendo finalmente que la más apropiada era Red Hat Storage Server”. Según José António Sousa, “la combinación de Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform y Red Hat Storage Server permitirá a la Universidad consolidar recursos y escalar rápidamente el servicio de cloud interno desde un punto centralizado”.

 

De acuerdo con el coordinador de la Unidad de Administración de Sistemas de la Universidad de Oporto, la elección de Red Hat OpenStack obedeció a su integración total con la tecnología de almacenamiento de datos no estructurados (Red Hat Storage, basado en el proyecto de comunidad Gluster), el soporte de los protocolos NFS, iSCSI y GlusterFS para acceso de almacenamiento, y el de los hipervisores KVM, VMware y LX, y de virtual data center. “Las fortalezas de Red Hat Storage (RHS) descansan en su total integración y compatibilidad con OpenStack Cloud Management, su roadmap de nuevas características y el soporte de una compañía fuerte como Red Hat”, asegura José António Sousa.

 

Rendimiento y seguridad

La UPV/EHU ha creado un servidor de almacenamiento con Red Hat Storage al que pueden acceder sus más de 4.000 profesores y 44.240 estudiantes desde cualquier ubicación con acceso a Internet, a modo de ‘solución Dropbox’ privado y seguro para estudiantes e investigadores, al igual que en el caso de la Universidad de Oporto.  La UPV/EHU utilizará también RHS como repositorio interno de imágenes, vídeo, backups y todo tipo de datos no estructurados. El caso de la UPV/EHU supone un uso innovador de RHS para crear una solución adaptada a las necesidades de la Universidad, añadiendo además fiabilidad y escalabilidad, así como otras funciones de valor añadido frente a otras alternativas comerciales.

 

El proyecto arrancó con el objetivo de superar un escenario de almacenamiento claramente mejorable. “La UPV/EHU dispone desde hace siete años de una solución de almacenamiento centralizado que cubre sobradamente las necesidades de las aplicaciones corporativas en cuanto a redundancia, rendimiento y capacidad de crecimiento; sin embargo, no cubre otras necesidades no corporativas más modestas, que, por un lado, requieren una gran capacidad de almacenamiento y, por otro,  una cantidad de I/O y de niveles de tolerancia a fallos más modestos. En estos casos el coste por TB en una u otra solución difieren enormemente”, explica Iñaki Ortega, jefe de producción de las TIC de la UPV/EHU. “Otro punto a tener en cuenta es el tiempo empleado desde que surge una necesidad de aumentar los recursos hasta que se lleva a cabo. En este caso, según el coste de ampliación, se desencadenan procedimientos administrativos que se pueden dilatar durante meses. Con RHS esto no es necesario, ya que se comparten recursos y se ofrecen de manera dinámica y flexible”.

 

La elección de la solución a desplegar cayó en RHS desde el compromiso interno con el código abierto. “Como Universidad tenemos claro que hay que potenciar las soluciones ‘open source’, y por ello la mayor parte de nuestros sistemas funcionan bajo el sistema operativo de Red Hat. Cuando nos planteamos ampliar la solución de almacenamiento corporativa nos fijamos en Gluster, así que decidimos probar soluciones que se basasen en esta filosofía. Al final nos decidimos por Red Hat Storage dado que cumplían todos los requisitos, y por la fructífera relación que mantenemos con la compañía desde que comenzamos a trabajar con ellos”, comenta Iñaki Ortega .

 

“La calidad de la ayuda y soporte de Red Hat Services, que ha demostrado una gran profesionalidad, ha sido muy importante desde un primer momento”. En poco tiempo, las ventajas de la solución desplegada ya son evidentes, básicamente, en cuanto a rendimiento y seguridad, “acordes a nuestras necesidades y a un precio razonable. Ahora podemos hacer ampliaciones de almacenamiento conociendo de antemano todos los costes, así como disponer de flexibilidad a la hora de adquirir el hardware, que puede ser de los distintos fabricantes con los que ya trabajamos de forma habitual”.

 

Escalabilidad, sencillez y rendimiento

Con más de 1.000 profesores y 11.000 estudiantes, la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (UPO) precisaba actualizar su sistema de almacenamiento con una nueva infraestructura más homogénea, escalable y sencilla de gestionar. Aún en su primera fase de instalación con la ayuda y soporte de Near Techonologies, un partner certificado de Red Hat, la solución seleccionada se basa en RHS sobre servidores estándard x86 con una capacidad de replicación de hasta 4 Petabytes de información en dos centros de datos. La escalabilidad y rendimiento proporcionados por la solución y la libertad ofrecida por el software de código abierto empresarial forman las bases sobre las que la Universidad afronta tanto sus necesidades actuales como futuras.

 

“Nuestro ecosistema de almacenamiento está constituido por equipamiento de distintos fabricantes, con diferentes tecnologías y filosofías de gestión. Esto complica su administración y mantenimiento, y lo fracciona en distintas categorías. Pese a haber introducido con poco éxito algún sistema de virtualización de hardware, buscábamos un mecanismo real que nos permitiera una gestión y aprovechamiento centralizados”, señala Victor J. Hernández, director del Centro de Informática y Comunicaciones de la Universidad Pablo de Olavide.

 

Los años de experiencia compartida con Red Hat y la funcionalidad de RHS decantaron la elección por esta solución. “Ante la necesidad de adquirir nuevos recursos de almacenamiento, nos planteamos la posibilidad de adoptar un cambio de filosofía. RHS se adaptaba a nuestras necesidades y suponía un avance hacia una mejora en la gestión y un mayor aprovechamiento del  almacenamiento en un entorno unificado con un punto de gestión homogéneo. Por otro lado, se hacía también indispensable un mecanismo ‘real’ para hacer crecer la capacidad de almacenamiento sin costes ocultos y sin agregar complejidad”, comenta el director del Centro de Informática y Comunicaciones de la UPO.

 

Los entornos académicos, igual que otros segmentos de nuestra sociedad, están constantemente multiplicando los datos que generan, y sus estudiantes e investigadores necesitan poder almacenarlos sin esperas, y sin costes desproporcionados o incluso desconocidos. Más allá de los datos, en el mundo actual los estudiantes e investigadores demandan capacidad de computación, de cálculo, y de comunicaciones, de manera inmediata y desde cualquier sitio.

 

Red Hat es el mayor contribuidor a las comunidades de OpenStack, de Gluster, de Ceph, y de KVM, que son las tecnologías de código abierto que están posibilitando hacer todo lo anterior de manera innovadora pero con costes razonables -sin renunciar a la calidad empresarial, a los nieveles de servicio y a la estabilidad que son necesarios cuando estás trabajando con datos y proyectos cuyo valor, y cuya importancia para las personas que están detrás, puede ser muy crítico.

 

 

 

José António Sousa, coordinador de la Unidad de Administración de Sistemas de la Universidad de Oporto.

Iñaki Ortega, jefe de producción de las TIC de la UPV/EHU.

Victor J. Hernández, director del Centro de Informática y Comunicaciones de la Universidad Pablo de Olavide.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información