CAPITAL HUMANO | Noticias | 03 SEP 2012

Los ajustes en HP podrían provocar la pérdida de clientes

La política de reducción de costes de HP está generando que parte de sus clientes abandonen sus proyectos de outsourcing. Según analistas internacionales, los clientes de la compañía consideran que dichas políticas pueden ser contraproducentes.
Computerworld

A pesar de las buenas sensaciones que se produjeron con la llegada de Meg Whitman y la salida del polémico Leo Apotheker, HP no termina de levantar cabeza. La pasada semana presentó los peores resultados financieros en los 73 años de la compañía (8.900 millones de dólares en pérdidas) y ahora se pone en duda que, como consecuencia de esta política de reducción de costes, puedan seguir prestando, entre otros sus servicios de outsourcing, con la misma calidad a la que tenían acostumbrados a sus clientes y que les llevó a liderar casi todos los segmentos del mercado.

“Parece que HP está tan centrado en su perfil financiero y en el precio de las acciones que se están olvidando el enfoque centrado en el cliente que los llevó a la posición de liderazgo", afirma David Rutchik, socio de la consultora de outsourcing Pace Harmon. "Los proveedores más especializados –y localizados en países como la India-, más que los grandes players, están recogiendo a la gran mayoría de estos clientes de HP descontentos".

"Hablamos con los clientes de HP en todo momento y su principal preocupación es la dirección que la empresa está tomando, no el rendimiento actual de la gestión de su día a día ni de sus servicios a las empresas", añade Phil Fersht, fundador de la firma de análisis de outsourcing HFS.

Así, la incertidumbre que sigue impregnando los distintos movimientos de HP cara al futuro –explican los analistas- parece que ha provocado en los clientes un recelo a seguir apostando por una marca que aún no se ha recuperado de los vaivenes del pasado curso. En ese sentido, las últimas semanas han sido un bullicio de rumores acerca de un potencial nuevo plan de despidos y reducción de costes en el corto plazo.

Y es que la propia HP también ha estado trabajando para averiguar qué clientes son los más adecuados dentro de sus propios objetivos de rentabilidad. "En muchos casos, HP ha ido rechazando oportunidades que no le eran competitivas y en otras, negándose a cumplir con los requisitos más concretos del cliente con el fin de alejarse de soluciones personalizadas y apostar por servicios estándar que le aporten mayores márgenes de beneficio”, afirma Rutchik.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios