CAPITAL HUMANO | Noticias | 26 SEP 2016

Seis consejos para gestionar una gran plantilla

Tags: RRHH
La globalización de la economía ha dado lugar lógicamente a que cada vez haya más empresas con presencia en múltiples países y, por tanto, a la deslocalización de las plantillas. No es malo, en principio, pero a los gestores les plantea desafíos al tener que coordinar a empleados repartidos por todo el mundo.
plantilla global
Redacción CIO

La tecnología ha cambiado de forma espectacular los roles de gestión de las empresas, así como los equipos, e incluso las compañías al completo. De hecho, con lo que ha avanzado la tecnología podría darse el caso de que una compañía podría tener a todos sus empleados trabajando en remoto.

En principio, hay mucho de positivo en toda esta evolución, pero también es verdad que los encargados de gestionar a equipos dispersos, lo tienen más difícil hoy que antes. Esta lejanía puede afectar al rendimiento y hay al menos seis decisiones que pueden potenciarlo.

Phil Shawe, Co-CEO de TransPerfect, gestiona más de 4.000 empleados en 100 países y ha aprendido mucho de su experiencia. Ha tenido que ser creativo para hacer que funcione, pero en base a las lecciones superadas.

La primera es que la gestión tiene que considerarse como una habilidad y algunas personas la tienen y otras, no. El objetivo de un gestor es ayudar a los empleados a reconocer y superar su potencial, y eso requiere unas características específicas. Generalmente, la mayoría de los trabajadores consiguen ser promocionados en función de su rendimiento y su experiencia, pero esto no se traduce necesariamente en que tenga cualidades para ser un buen gestor.

De ahí que, en su opinión, sea importante para una compañía que se mueve en un torno global que forme a las personas para ser líderes, que sean flexibles y con capacidad de adaptación.

El segundo consejo es el de estar abierto a viajar, porque será obligatorio visitar las diferentes oficinas y pasar tiempo con los trabajadores de otros países. A pesar de todas las herramientas de comunicación disponibles, habrá que realizar cara a caras con esos trabajadores.

Olvidarse de la microgestión es otra decisión importante. Hay que evitar dar demasiadas órdenes. Shawe dice que el gestor tiene que visitar las oficinas, contratar a las personas adecuadas, darles las herramientas y recursos que necesitan para prosperar, y luego dar un paso atrás y dejar que ellos trabajen.

La innovación es otro aspecto clave y el que no lo esté haciendo ya está pasando a la posteridad. Debemos asegurar que este compromiso es de todos (sin importar su ubicación) y que todos los trabajadores sienten que sus ideas son escuchadas.

Ser un ejemplo para los demás es otro aspecto fundamental para Shawe. El compromiso, la productividad y la innovación comienzan por el CEO y luego se filtra a toda la organización.

Y, finalmente, crear un entorno donde haya sitio para que los empleados se diviertan y escapen de la rutina diaria, crear un ambiente comprometido pero cordial, de relaciones profesionales y con algo de diversión. Buscar formas de conectar y colaborar resulta también crucial. Incluso también ayuda invertir en proyectos filantrópicos y de responsabilidad social corporativa.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información