CAPITAL HUMANO | Artículos | 15 MAR 2011

Tecnología para salvar vidas

La gestión de emergencias del servicio 112 de la Comunidad de Madrid se basa en tecnologías como los sistemas GIS
Nuria Cordón y David Bollero.
El Servicio 112 de la Comunidad de Madrid es respaldado por todo un entramado tecnológico que ayuda a brindar un soporte eficaz a la hora de gestionar las emergencias de todos los madrileños.

La gestión de emergencias en los últimos años ha visto aumentada su complejidad debido al incremento de amenazas, al aumento de la población y a la ocupación de zonas vulnerables a desastres naturales. Todo ello dentro de un marco económico que exige optimizar al máximo los recursos para prestar el mejor servicio al ciudadano.
En este contexto, el Servicio 112 trata de ser la asistencia más inmediata posible a las demandas de los ciudadanos de todo el país que se encuentren en una situación de riesgo personal o colectivo.
Para ello, entre los servicios que ofrece destaca el envío de ayuda a donde se necesite, ya que, después de valorar la situación de urgencia por un profesional de cada área, se ponen en marcha los medios necesarios para resolver la situación como personal sanitario, bomberos, ambulancias, helicópteros, equipos de rescate, etc. independientemente de donde procedan. Asimismo, se realiza un seguimiento permanente de la urgencia coordinando las actuaciones de los diferentes medios movilizados en el lugar, preparando la recepción de las personas afectadas en los centros de destino (hospitales, albergues...) y apoyando sus intervenciones, de forma global y en todos los aspectos necesarios hasta la finalización del servicio. Por último, el Servicio 112 ofrece apoyo profesional a las personas en situaciones en las que existe movilización de medios al lugar de la urgencia y en las que no, así como apoyo a otros profesionales que intervienen en situaciones de urgencia y emergencia.

Tecnología
Para conseguir todos estos objetivos es necesario que detrás haya toda una plataforma tecnológica que cumpla con una serie de atributos, con el fin de brindar un soporte eficaz a la gestión de las emergencias, tales como la capacidad para atender la potencial demanda de emergencias de los más de seis millones de ciudadanos existentes en el ámbito territorial de la Comunidad de Madrid –número al que se deben añadir las personas en tránsito y turistas–; la seguridad, entendida como el aseguramiento de la prestación continuada del servicio 24 horas al día los 365 días del año; y la flexibilidad e integrabilidad, características que toman cuerpo en la existencia de un sistema de integración radiotelefónica, capaz de integrar redes de radio de distinta tecnología que conviven en la Comunidad de Madrid y facilitando la interoperabilidad de todos los efectivos de emergencia que actúan en nuestra Comunidad.
Si bien no es la panacea que solucione todos los problemas, la tecnología resulta de gran ayuda en la mayoría de los casos. Por ello, el Centro 112 dispone de sistemas de telecomunicaciones redundados; potentes ordenadores también redundados que cobijan las bases de datos de información de emergencias; herramientas de gestión de información geográfica (GIS) para la localización del lugar de la emergencia; una aplicación de atención y despacho asistido por ordenador, de diseño propio de Madrid 112, para que soporte de forma automatizada todos los procesos de gestión de emergencias que se han identificado como necesarios en la Comunidad de Madrid; y herramientas de integración de la telefonía en el ordenador, para facilitar el trabajo al operador de emergencias, mediante el uso exclusivo de pantalla, teclado y ratón.

Sistemas de información geográfica
Una de las herramientas clave de cualquier centro de emergencias es la localización que, en el caso del centro 112 se sirve de sistemas de información geográfica (GIS) que ayudan a los centros de coordinación, no sólo en la ubicación del incidente sino también permitiendo un análisis y una planificación en base a toda la información manejada.
Los GIS son la herramienta óptima para la gestión de emergencias ya que permite estudiar los lugares potenciales dónde es susceptible que ocurra una incidencia, analizar el impacto potencial, el peligro y las pérdidas ocurridas a causa de la emergencia. Además, poniendo foco en la prevención y en la reducción de pérdidas, los sistemas de información geográfica son capaces de analizar y mostrar las amenazas naturales tecnológicas que ponen en peligro a la población y a las infraestructuras. En definitiva, ha de ser el núcleo para tener un conocimiento total del entorno dónde ubicar todos los efectivos y las incidencias ocurridas y en base a ello tomar las mejores decisiones. Así, cuando ocurre una emergencia, el GIS produce contenido relevante y capacidad para activar planes de intervención, para diagnosticar daños, para dar respuesta en el menor tiempo posible con los recursos óptimos, y para compartir esta información con otros organismos.
Según Eduardo San Román, gerente del Centro de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid, desde la puesta en marcha del servicio, el 1 de enero de 1998, el sistema de información geográfica se lleva a cabo con la empresa ESRI. “Se analizaron otras soluciones como Intergraph o Mapinfo, pero finalmente se optó por esta compañía”, apunta. En un principio, “se hizo una implantación inicial para la puesta en marcha del servicio que, después, se fue ampliando y mejorando a nivel de contenidos cartográficos y de módulos de versiones del GIS. Además, nos apoyamos en un integrador, Telefónica”.
Los sistemas de información geográfica de ESRI juegan un papel muy importante en la activación del protocolo de intervención, ayudando a tomar mejores decisiones en base al conocimiento que aporta sobre la ubicación de cuerpos de bomberos, comisarias, sanitarios; ubicación de personal y los puntos de abastecimiento; límites administrativos y áreas de responsabilidades que permita poner en alerta a los organismos y la población afectada; zonas sensibles, áreas protegidas e infraestructuras críticas; amenazas como gasolineras, materiales peligrosos o torres de alta tensión; actualización dinámica de la situación, desde la progresión del incidente a la disponibilidad de los recursos pasando por las valoraciones de riesgo; información sobre el tráfico; instalaciones disponibles; información socio demográfica sobre la población; predicciones y simulaciones de progresión del incidente en base a modelos predictivos; o documentos de planes de evacuación y emergencia generados por empresas u organismos.
La localización sobre cartografía de las llamadas de emergencia es, según San Román, “muy precisa para las llamadas procedentes de teléfonos fijos, posicionándose en el número exacto de la calle donde procede la llamada o donde se sitúe el incidente”. Por el contrario, “si proceden de móviles, en el GIS se manifiesta el sector de la celda de la red de telefonía móvil por la que se haya cursado la llamada, y su precisión depende del radio y ángulo de cobertura de dicho sector. Dichos datos de localización llegan al centro 112 asociados a cada llamada por una comunicación de datos desde el centro servidor del operador de telefonía móvil correspondiente”.
La información básica cartográfica es suministrada por el Instituto de Estadística de la propia Comunidad

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información